EE.UU.

publicidad
24 de enero de 2013 • 12:06 AM • actualizado a las 07:43 AM

Kerry comparece ante Senado para reemplazar a Clinton

El ex candidato presidencial John Kerry comparecerá en audiencia ante el Comité de Exteriores del Senado.
Foto: AP
 

El senador demócrata John Kerry, nominado por el presidente Barack Obama para ser el próximo secretario de Estado de EE.UU. en reemplazo de Hillary Clinton, comparecerá este jueves ante un comité del Senado en su audiencia de confirmación para el cargo.

Se prevé que Kerry, un veterano y experimentado senador que entró en el Comité de Relaciones Exteriores de la cámara alta hace casi tres décadas, sea confirmado para el cargo sin problemas.

En la audiencia ante el Comité de Exteriores del Senado, Kerry será introducido por Clinton, actual secretaria de Estado, y por el senador republicano John McCain.

De 69 años y candidato presidencial demócrata en 2004, Kerry fue nominado en diciembre pasado por Obama para hacerse cargo de la diplomacia estadounidense tras la marcha de Clinton, quien, pese a su popularidad, quiere ahora descansar y pasar más tiempo con su familia.

La nominación de Kerry era esperada desde que Susan Rice, embajadora de EEUU ante la ONU y una de las favoritas para el cargo, renunció a la posibilidad de aspirar a él tras las acusaciones republicanas de que mintió sobre el ataque al consulado estadounidense en Bengasi (Libia) del pasado 11 de septiembre.

Clinton le deja el listón muy alto en un momento en que el Departamento de Estado se enfrenta a posibles recortes de presupuesto como medida contra el elevado déficit y al reforzamiento de la seguridad de las misiones diplomáticas en el extranjero, decidido a raíz del ataque en Libia.

En los últimos cuatro años el senador por Massachusetts realizó importantes misiones diplomáticas encargadas por Obama en países como Siria, Egipto, Pakistán y Afganistán.

Perfil de John Kerry

Nacido en 1943 en Denver (Colorado), de pelo blanco y un metro noventa de estatura, aficionado a deportes como el surf y el hockey, Kerry es hijo de un funcionario del servicio exterior y de una de las descendientes de la familia Forbes, una de las más antiguas y adineradas de Massachusetts.

Desde pequeño viajó por distintos países, conoció de primera mano la influencia de EEUU en la política internacional y la experiencia que más le marcó fue vivir en el Berlín dividido de los años 50 en plena Guerra Fría.

Los que le conocen aseguran que desde joven apuntaba maneras de líder; paciente pero rápido para ver las oportunidades, es un negociador nato.

Es católico y se ha casado dos veces. En la primera ocasión, con Julia Thorne, una heredera de Filadelfia con la que tuvo dos hijas. Se divorció en 1988 y luego obtuvo la anulación eclesiástica para contraer matrimonio con Teresa Heinz Kerry, viuda del senador republicano John Heinz, magnate de las populares salsas.

Kerry planea vender sus participaciones en distintas empresas de la amplia cartera financiera de su familia para evitar posibles conflictos de interés si es confirmado para el cargo por el Senado, según una carta enviada por él mismo el pasado 8 de enero al Departamento de Estado.

La fortuna de Kerry, uno de los miembros más ricos del Senado, asciende a unos 184 millones de dólares.

Terra Terra Terra/EFE