publicidad
13 de septiembre de 2012 • 06:24 PM • actualizado el 14 de septiembre de 2012 a las 11:27 PM

La Corte de EEUU revisa operativos del alguacil Arpaio

El alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, habla durante una conferencia de prensa en Phoenix, Arizona.
Foto: Matt York, archivo / AP
 

Una corte federal de apelaciones analiza una petición del autoproclamado "alguacil más duro de Estados Unidos" para revertir el fallo de una corte menor que impide que sus policías pidan a personas detenerse basados únicamente en la sospecha de que están en el país sin la debida documentación migratoria.

What is Your Idea for a Better Country?

Un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito dijo que emitiría un fallo después de escuchar los argumentos de los abogados que representan al alguacil de Arizona Joe Arpaio el jueves.

La Asociación Nacional para la Defensa de los Derechos Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) y otros abogados presentaron una demanda federal en 2007 en la que acusaron a los policías de Arpaio de detener a conductores hispanos sin causa probable, solamente para preguntar la condición migratoria de los ocupantes.

En diciembre, un juez federal ordenó a los policías de Arpaio que aplican la ley sobre contrabando de migrantes en Arizona que se abstengan de hacer tales detenciones de tráfico sólo bajo la sospecha de que algunas personas se encuentran en el país sin autorización legal. En su apelación, los abogados de Arpaio argumentaron que el fallo presentaba muchos errores y que la decisión significa que la oficina del alguacil no puede aplicar ciertas leyes estatales, pese a que ningún juez ha declarado tales estatutos inconstitucionales.

La corte con sede en San Francisco tomará en consideración la cuestión específica de un requerimiento judicial preliminar, mientras que una corte en Phoenix analiza las consideraciones de la demanda completa.

Ambas partes esperan el veredicto del juez federal de distrito Murray Snow luego de que un juicio de siete días sin jurado terminó el 2 de agosto.

El grupo de hispanos acusa que los policías de Arpaio hicieron que algunos vehículos detuvieran su marcha sólo para realizar inspecciones de condición migratoria durante patrullajes regulares de tránsito y los 20 patrullajes de inmigración especiales.

También acusan al alguacil de ordenar algunos de los patrullajes no con base en reportes de delitos, sino en cartas de residentes de Arizona que se quejaron de personas de piel morena que se congregaban en una zona o hablaban español.

Arpaio ha rechazado las acusaciones en repetidas ocasiones y ha dicho que los policías solamente detenían a las personas cuando pensaban que un delito había sido cometido y que él no era la persona que elegía los lugares para realizar los patrullajes migratorios.

El veredicto de Snow podría hacer innecesaria la decisión del Noveno Circuito. Snow no ha indicado cuándo emitirá el fallo.

La demanda legal representa el primer caso en el que la oficina del alguacil ha sido acusada de discriminar a los hispanos de forma sistemática, y servirá como precedente para una demanda de derechos civiles similar pero más extensa presentada contra Arpaio en mayo por el Departamento de Justicia federal.

Ninguna corte ha hallado evidencia de que la oficina de Arpaio haya discriminado racialmente contra hispanos, si bien un caso que planteó tal acusación fue resuelto el año pasado por 200.000 dólares sin que la oficina del alguacil haya admitido que cometió un ilícito.

AP Terra