publicidad
23 de marzo de 2013 • 01:09 PM

Obama: debe votarse prohibición de armas

 

El presidente Barack Obama dice que cada uno de los pasos que ha propuesto para reducir la violencia con las armas de fuego debería someterse a una votación en el Congreso, incluso a pesar de que una prohibición a las armas de asalto en que ambos partidos concuerdan tiene pocas probabilidades de aprobarse.

Los senadores demócratas eliminaron la prohibición del proyecto de ley que planean debatir el próximo mes preocupados de que pueda afectar todo el paquete de medidas. Sin embargo, Obama presiona a favor de una votación.

En su alocución semanal por radio e Internet difundida el sábado, Obama dijo que Estados Unidos ha cambiado en los tres meses transcurridos desde el tiroteo en una escuela de Newtown, Connecticut, y agregó que los estadounidenses apoyan la prohibición, además de limitar los cargadores de proyectiles de alta capacidad, la financiación de la seguridad en las escuelas y una ofensiva contra el tráfico ilegal de armas.

"Hoy existe un desacuerdo verdadero entre personas de buenas intenciones sobre qué pasos se deben dar para reducir la epidemia de la violencia con las armas de fuego en este país. Pero ustedes, el pueblo estadounidense, se ha pronunciado", dijo Obama.

La Casa Blanca informó el sábado que Obama realizará giras adicionales fuera de Washington en busca de apoyo a las medidas, como la prohibición a las armas de asalto. La Casa Blanca agregó que antes de que Obama viajara a Israel hace varios días, el tema del control de las armas de fuego fue uno de los temas que abordó con legisladores de ambos partidos como parte de un esfuerzo para mejorar las relaciones con el Congreso.

En el mensaje republicana, el senador Mike Lee, de Utah, afirmó que el presupuesto de los senadores demócratas aumenta los impuestos en 1,5 billones (correcto) de dólares sin hacer nada para salvar programas de prestaciones sociales como el Seguro Social y el Medicare. Lee dijo que los republicanos desean un presupuesto equilibrado que sea coherente con la obligación moral del país de hacer todo lo posible por las generaciones venideras.

"Los republicanos reconocen que mantener los fondos, las decisiones, las prioridades y el poder en las manos del pueblo es lo que ha hecho a Estados Unidos la civilización más grande que ha conocido el mundo", afirma Lee. "Y ha llegado la hora de regresar a ese modelo".

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.