EE.UU.

publicidad
29 de junio de 2012 • 09:34 AM • actualizado a las 09:37 AM

Obama declara 'un gran desastre' por incendios en Colorado

Una densa columna de humo se desprende el sábado 23 de junio de 2012 de un incendio forestal en las inmediaciones de la ciudad estadounidense de Colorado Springs.
Foto: AP

Mientras el presidente Barack Obama inspecciona los daños causados por voraces incendios forestales en Colorado, va a estar buscando al mismo tiempo mostrar a los electores en uno de los estados decisivos más disputados en el país que es un líder compasivo que puede hacerse cargo en una crisis.

Miles de evacuados por incendio forestal en ColoradoHaz clic para ver el video en Terra TV
Miles de evacuados por incendio forestal en Colorado

Obama declaró el viernes que existe en el estado "un gran desastre" y prometió ayuda federal.

El presidente va a llegar al mediodía a Colorado Springs, donde las autoridades dicen que más de 30.000 personas han sido evacuadas a causa de lo que es ya el incendio más destructivo en la historia del estado. Centenares de viviendas han sido destruidas por las llamas que acosan a la segunda ciudad del estado y amenazaban la Academia de la Fuerza Aérea.

La Casa Blanca dijo que Obama hace el viaje porque quiere ver en persona los daños causados por el incendio para poder si se necesitan recursos federales adicionales.

A apenas cuatro meses de las elecciones, la contienda en Colorado se ve muy apretada, y Obama y Romney buscan inclinar el estado a su favor.

Aproximadamente 46% de los electores registrados respaldan a Obama, 42% a Romney y 8% siguen indecisos, de acuerdo con un sondeo realizado a finales de mayo por NBC News/Marist.

La campaña de Obama busca alentar apoyo entre los crecientes números de hispanos y jóvenes en el estado, dos grupos entre los que el presidente le lleva ventaja a Romney.

El candidato republicano a su vez busca una oportunidad para ganar terreno en las áreas rurales del estado, tradicionalmente republicanas. Su campaña además trata de atraer a votantes de clase media en los vastos suburbios de Denver, que pudieran estar descontentos con la economía.

Sin embargo, Obama lleva ventaja entre el segmento clave de ese grupo: las mujeres suburbanas.

Terra