EE.UU.

publicidad
28 de enero de 2014 • 03:26 PM • actualizado a las 03:27 PM

"Pesimismo" define el Estado de la Unión, según sondeo

El presidente estadounidense, Barack Obama, enfrentará esta noche un Congreso reticente al presentar medidas para estimular la recuperación económica y reducir las desigualdades en su discurso anual del Estado de la Unión.

El presidente Barack Obama saluda, y el presidente de la Cámara de Representantes, Joyn Boehner, aplaude, después de que el mandatario rindiera su discurso del Estado de la Unión, el 12 de febrero de 2013.
Foto: AP
 

Sin embargo, Obama llega a su sexto mensaje presidencial de sus dos gobiernos con baja popularidad y unos estadounidenses un tanto pesimistas sobre su gestión.

De acuerdo con la última encuesta de NBCNews/Wall Street Journal, el 68 por ciento de los estadounidenses dice que el país está estancado o en peor situación desde que asumió el cargo.

Sólo el 31 por ciento asegura que el país está mejor, y un profundo pesimismo continúa alimentando el estado de ánimo del público. La mayoría de los encuestados utilizan palabras como " dividido ", "preocupado " y " deterioro " para describir el estado actual de la nación.

En la víspera del mensaje presidencial de este martes, más de seis de cada 10 estadounidenses creen que el país va en la dirección equivocada y el 70 por ciento está satisfecho con la economía.

Pero no es sólo Obama quien está bajo la mira de los ciudadanos. Un significativo 81 por ciento desaprueba el Congreso y el doble de estadounidenses ahora tienen más opiniones negativas sobre el Partido Republicano, más que positivas.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, aseguró el lunes que el presidente sigue teniendo "objetivos muy ambiciosos", a pesar de que en 2013 afrontó varios reveses legislativos, desde el control de las armas de fuego hasta la extensión de los subsidios por desempleo.

El fallido lanzamiento de unos de los aspectos centrales de la reforma de salud -el de seguros médicos- tuvo un nefasto efecto en el nivel de confianza de los estadounidense en Obama.

Un sondeo del diario The Wall Street Journal publicado este martes afirma que el 33% de los ciudadanos es pesimista y está preocupado, en tanto el 26% se expresó dudoso sobre lo que sucederá de aquí a enero de 2017, cuando termina el mandato de Obama, ante el deterioro de los datos desde hace un año.

A pesar de todo, Carney reiteró que el mandatario es "optimista" y está hasta "entusiasmado" a la hora de afrontar el 2014, un "año de acción" según calificó la Casa Blanca.

El encuestador demócrata Fred Yang, cuya firma realizó este estudio con el investigador republicano Bill McInturff, compara estos resultados con la película de 1993 "Groundhog Day", en la que el protagonista se encuentra viviendo el mismo día una y otra vez.

"Parece que hemos estado reviviendo las mismas dinámicas básicas- un público que está ansioso, insatisfecho y consternado - en un puente continuo", dijo el investigador.

Terra Terra