EE.UU.

publicidad
15 de noviembre de 2012 • 03:30 PM • actualizado a las 04:38 PM

Petraeus niega que su renuncia tenga relación con Bengasi

David Petraeus habló con la periodista de CNN Kyra Phillips.
Foto: EFE en español
 

El ex director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), David Petreus, afirmó este jueves que su renuncia no está vinculada con los ataques al consulado de Estados Unidos en Bengasi.

El caso Petraeus no comprometió a la seguridad, dice ObamaHaz clic para ver el video en Terra TV
El caso Petraeus no comprometió a la seguridad, dice Obama

Según reportes de la cadena CNN, el ex general Petreus sostuvo conversaciones con la periodista Kyra Phillips, rompiendo el silencio desde que renunció como director de la CIA el viernes pasado, luego de reconocer la relación amorosa con su biógrafa Paula Broadwell.

“Él (Petreus) me insistió que nunca pasó información clasificada a Paula Broadwell (...), dice que no tiene nada que ver con Bengasi y quiere testificar; él va a dar su testimonio”, señaló Phillips en su reporte a la televisora.

Petreus fue citado a testificar este viernes ante los comités de Inteligencia de la Cámara de Representantes y del Senado en relación a los ataques en septiembre 11 al consulado de Estados Unidos en Bengasi.

“En nuestra primera conversación (Petreus) me dijo que se involucró en algo deshonroso, él buscó hacer algo honorable en respuesta, y así fue como admitió el hecho”, señaló Phillips en CNN.

“Él fue muy claro en que se equivocó terriblemente, y se sintió afortunado de tener una mujer que es mejor de lo que él merece”, agregó.

Petreus le indicó asimismo que no ha hablado con la mujer con la que admitió tener una aventura sentimental desde que se desató el escándalo.

Este jueves la cadena NBC señaló que dos semanas antes que Petreus renunciara, él y Broadwell asistieron a una cena de gala en honor su antecesor en la CIA, Robert Gates, aunque anotó que no se confirmó si asistieron juntos o coincidieron en la celebración.

El evento que reunió oficiales de inteligencia tuvo lugar un mes después que Broadwell fuera entrevistada por primera vez por el FBI en la que ésta admitió sostener una relación extramarital, tras descubrirse que ella era la autora de los correos electrónicos “amenazantes” que enviara a Jill Kelley, una mujer de Tampa, Florida.

Terra Terra Terra/Agencias