publicidad
04 de marzo de 2013 • 10:06 PM

Piden el voto de congresistas de California para la reforma migratoria

 

Activistas y familias hispanas iniciaron hoy en Los Ángeles la gira por carretera "Golden Express Tour", con la que buscan obtener el apoyo de 40 congresistas de California para pedir la aprobación de una reforma migratoria.

Bajo el lema "Manteniendo unidas las familias de California", la gira comenzó con la visita a la oficina de la senadora demócrata Dianne Feinstein para pedir su respaldo a la aprobación de un proyecto de ley que abra un camino a la ciudadanía a los indocumentados.

"En la gira van familias que están presentando su testimonio de como la falta de una reforma de inmigración las ha separado o como viven con el miedo diario de perder a uno de sus miembros", explicó en entrevista con Efe Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA, por su sigla en inglés).

"De esa manera esperamos poder convencer a más republicanos representantes de California para que nos den su voto", dijo la líder de CHIRLA, una de las principales coaliciones que organizan las visitas a los congresistas.

Salas destacó que, "la última vez que hubo un voto por el Acta de Sueño tuvimos 32 votos de California; esta vez queremos superar ese número y llegar hasta 40 pero para eso mínimo necesitamos asegurar que tengamos los representantes republicanos a favor".

Miembros de cerca de 20 grupos de activistas marcharon hoy frente al edificio donde la senadora Feinstein tiene su oficina en Los Ángeles portando pancartas y cantando consignas en las que pedían que "esta vez sí" se apruebe un camino de legalización para los inmigrantes.

"Necesitamos que nuestra comunidad esté muy atenta y preparada y también que los senadores de California voten a favor de una reforma migratoria", declaró a Efe Gloria Saucedo, directora del Centro de Juventud y Familia Hank Lacayo y Hermandad Mexicana del Valle de San Fernando.

La activista expresó su confianza en que con las visitas a cada uno de los congresistas y los testimonios de las familias afectadas "esta vez sí se contará con el respaldo de los congresistas republicanos de California".

En total serán cerca de 100 las personas que viajan en la gira y en cada ciudad recibirán el apoyo de líderes y miembros de las organizaciones que participan en la campaña.

Para Martha Carrillo, miembro del sindicato Unión de Campesinos (UFW, por su sigla en inglés), la gira busca "ofrecer una oportunidad para mí y para mi familia".

Carrillo ha vivido desde 1984 en Estados Unidos y ha sido miembro de la UFW desde 1994, aunque le "faltó cumplir con algunos requisitos" para acogerse a la amnistía realizada hace 20 años.

"Tengo mucho tiempo de no poder ir a ver a mis padres en México y también quiero que mi familia goce de todos los derechos de ser ciudadanos en este país", dijo a Efe Carrillo.

Llevando una pancarta donde se leía "Moviendo el sueño adelante reforma migratoria ahora", la hondureña Pastora Monroe fue una de las latinas de raza negra que participó hoy en la marcha.

"Estamos invitando no sólo a los hispanos sino a la gente de todas las razas a que vengan a apoyarnos", declaró a Efe Monroe, quien tiene confianza de que "éste si va a ser el año" de la aprobación de una reforma a la ley de inmigración.

"Yo tengo la fe y la esperanza de que este año sí se va a dar la reforma porque es una promesa del Presidente", aseguró la activista hondureña miembro de GoodJobs LA.

Las familias retornarán a sus lugares de origen el miércoles en la tarde después de la manifestación conjunta en Bakersfield y luego de haber visitado a miembros del Congreso en Apple Valley, Brea, Handford, Modesto, Orange, Rancho Cucamonga, Sacramento, San José, Van Nuys y Visalia, entre otras ciudades.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.