EE.UU.

publicidad
14 de agosto de 2012 • 06:37 PM • actualizado a las 06:41 PM

Premios Nobel piden a NBC retirar "reality" sobre la guerra

Rigoberta Menchú está entre los que condenan el programa.
Foto: AP
 

Nueve premios Nobel de la Paz, entre ellos el argentino Adolfo Pérez Esquivel, el costarricense Óscar Arias y la guatemalteca Rigoberta Menchú, pidieron hoy al canal NBC que retire su nuevo programa de telerrealidad "Stars Earn Stripes" por "glorificar la guerra y la violencia armada".

"La guerra no es entretenimiento y no se debería tratar como si lo fuera", aseguran en la misiva las laureadas personalidades sobre el espacio, que estrena hoy el canal estadounidense y en el que se coloca a unos cuantos famosos a realizar operaciones militares junto a personal del Ejército de Estados Unidos.

La cadena anunció a bombo y platillo durante su cobertura de los Juegos Olímpicos de Londres el estreno del programa, que es presentado por el general retirado Wesley Clark y con el que dice querer rendir homenaje "a los hombres y mujeres que sirven en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos".

"Creemos que este programa no rinde homenaje a nadie sino que continúa y expande la vergonzosa tradición de glorificar la guerra y la violencia armada", señalan los firmantes de la carta, entre los que también están el obispo sudafricano Desmond Tutu y el expresidente timorés Jose Ramos-Horta.

Completan la lista de premios Nobel firmantes la activista estadounidense Jody Williams, las irlandesas Betty Williams y Mairead Corrigan-Maguire, y la iraní Shirin Ebadi.

El espacio pondrá en maniobras militares a las estrellas participantes, entre las que están Laila Ali, hija del aclamado boxeador Muhammad Ali; Todd Palin, marido de la exgobernadora de Alaska Sarah Palin; la medallista olímpica Picabo Street y el actor Dean Cain, protagonista de la serie sobre Supermán "Lois y Clark".

"Prepararse para la guerra no es ni divertido ni entretenido", dicen los Nobel en la carta que han remitido al presidente de NBC Entertainment, Robert Greenblatt, y al productor del programa, Mark Burnett, además de al general que lo presenta.

Los firmantes lamentan que el programa "lave la imagen" de la guerra comparándola con una competición olímpica, cuando hay "comunidades y sociedades enteras" que "son destrozadas por conflictos armados y sus consecuencias pueden ser tan mortíferas como la misma guerra".

"Como personas que hemos visto demasiadas caras de los conflictos armados y la violencia, y que hemos trabajado durante décadas para detener la marcha sin fin hacia el incremento de la militarización de las sociedades y la desensibilización de las personas ante la realidad de la guerra, nos sumamos a quienes protestan por el programa", añade la carta.

EFE Terra