EE.UU.

publicidad
24 de septiembre de 2012 • 01:16 PM • actualizado a las 01:21 PM

Presos demandan a autoridades porque les niegan hilo dental

Los presos dicen que lo necesitan para prevenir caries.
Foto: Thinkstock
 

Puede que los artículos de higiene personal ocupen un lugar alto en la lista de los bienes terrenales que un hombre privado de libertad añora. Pero... ¿hilo dental?

Once presos de una cárcel en las afueras de Nueva York demandan a las autoridades del centro penitenciario porque se les ha negado este artículo de uso tan recomendado por los dentistas, lo que ha perjudicado su salud bucal al punto que pierden los dientes, afirman.
Reclaman una compensación de US$500 millones y el permiso para utilizar las hebras enceradas en cuestión, para cuidar de sus encías.

En una demanda presentada frente a juzgado civil en Manhattan, registrada el 10 de septiembre, los reclusos de la prisión de Westchester en Valhalla declaran que padecen de caries y dolores por no poder usar hilo dental.

Santiago Gómez, el principal querellante, quien cumple una condena por portar armas, señala en el documento que otras cárceles sí autorizan el uso de hilo dental por parte de los presos.

Arma poderosa

El vicecomisionado de la penitenciaría, Justin Pruyne, defiende la normativa vigente, ya que -apunta- el hilo dental puede ser utilizado como arma en el contexto carcelario.

Informes de prensa revelan además que en el pasado ha sido utilizado para facilitar escapes al mejor estilo agente McGyver. La resitencia del hilo ha permitido que algunos reclusos lo trencen para elaborar escalas, y de acuerdo a fuentes policiales, en algunos casos se ha combinado con enjuage bucal, pasta de dientes u otros abrasivos para serrar barrotes.

En 1994, Robert Dale Shepard fabricó una cuerda de 5 metros y medio con hilo dental almacenado por él y sus compañeros, y escapó de una cárcel en West Virginia. Y -de acuerdo a los partes de los guardias de una prisión en Turín, Italia-, el capo mafioso Vincenzo Curcio, quien fugó en 2000, se las apañó para ablandar y cortar rejas con hilo dental.

Aunque esta versión ha sido puesta en duda por quienes dudan de la honestidad de los guardias, la versatilidad del hilo dental está también registrada en numerosos portales de consejos para amas de casa.

Más allá de remover la placa y llegar a los rincones donde no alcanza el cepillo, el hilo dental puede utilizarse con éxito para colgar adornos de navidad, caudros livianos, sustituir hilos corrientes para coser tejidos plásticos, cortar con precisión pasteles y quesos blandos, y hasta despegar galletitas de la bandeja del horno, de acuerdo varios blogs de asesoría doméstica.

Los presos demandantes de Nueva York, sin embargo, lo quieren para prevenir caries, sostienen.

Hilos alternativos

Los presos de la penitenciaría de Westchester dijeron a la prensa local que las autoridades de la cárcel reconocen en su manual de regulaciones internas la importancia del uso del hilo dental.

"Claramente dicen que si no te pasas el hilo, terminarás con caries", señaló Gómez.

Funcionarios de la penitenciaría, que se negaron a comentar sobre la demanda, apuntaron que no existen normativas estatales que obliguen a las cárceles de Nueva York a facilitar hilo dental. Pero afirmaron que están investigando si existen en el mercado artículos similares apropiados para el uso por parte de la población reclusa.

BBCMundo.com Derechos reservados. Todos los derechos de los contenidos de este sitio (incluidos los de autor) son propiedad de la British Broadcasting Corporation (BBC,Corporación Británica de Radiodifusión).