publicidad
29 de agosto de 2012 • 05:09 PM

Republicanos desalientan el voto hispano

El ex gobernador de Florida, Jeb Bush, observa al auditorio desde el podio en la convención republicana en Tampa, Florida, 27 de agosto de 2012. Bush dijo en un evento hispano paralelo a la convención, el miércoles 29 de agosto de 2012, que si los asiáticos y latinos no se sienten representados por los republicanos, "vamos a perder elecciones".
Foto: J. Scott Applewhite / AP
 

Las encuestas son contundentes: los demócratas mantienen una brecha de más de 30 puntos de ventaja sobre los republicanos entre los 12,2 millones de hispanos que se prevé votarán en noviembre. Esto podría resultar clave, en vista de que una elección tan reñida se puede decidir en estados sin preferencia electoral definida como Florida y Colorado, que tienen enormes poblaciones hispanas.

Pero no parecen considerarlo así los republicanos, cuya plataforma política propone mano dura con los inmigrantes, en su convención casi no hablan sobre los latinos y se concentran en su plan económico, que dicen beneficiará a todos.

"No es posible movilizar el voto latino así. Pero no es la intención" de los republicanos, dijo George González, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Miami.

"La estrategia (republicana) es movilizar los votos blancos y que los hispanos no vayan a votar. (El objetivo es) desmovilizar a los votantes de las minorías, incluidos los hispanos", manifestó el analista político en entrevista telefónica con The Associated Press.

Varios políticos republicanos hispanos han instado a su partido a abordar el tema de la inmigración con un tono más amigable, que atraiga a los hispanos.

El ex secretario de Comercio Carlos Gutiérrez, asesor de la campaña en asuntos hispanos, aseguró que Romney "es proinmigrante y proinmigración", pero admitió que "es poco conocido en nuestra comunidad".

A manera de explicación, indicó que el candidato republicano aún no ha iniciado su campaña política entre los hispanos, a diferencia de Obama que ya ha desembolsado "más de lo que tiene" antes de la convención demócrata.

Sin embargo, Gutiérrez aseguró que "el tema económico no se va a cambiar (...) Los hispanos merecen y quieren lo mismo que los angloamericanos. Es un error calificar a los hispanos como un tema de inmigración, como ha hecho Obama porque sabe que así gana votos".

Por su parte, el ex gobernador de Florida Jeb Bush dijo que "si los grupos de votantes que crecen más son los asiáticos y los latinos, y ellos no se sienten representados, vamos a perder elecciones. No ésta porque Mitt Romney va a ganar, pero en el futuro vamos a perder", manifestó en una improvisada rueda de prensa al salir de un evento de hispanos paralelo a la convención.

"Esto es matemáticas, esto no es cuestión de pensamiento", declaró Bush.

Una coalición de más de 30 organizaciones latinas denunció recientemente que los republicanos no quisieron recibir una agenda con sugerencias de políticas que beneficiarían a los latinos antes de terminar su plataforma.

Pero la Convención Nacional Republicana parece darle la razón a González.

El tema principal que los oradores llevan al público es la economía y el mensaje de que Romney es un empresario exitoso capaz de sacar al país adelante, terminar con el desempleo y promover el crecimiento. Las críticas al gobierno de Obama son la constante.

El mensaje es el mismo para todos, sin distinción de razas ni etnias.

En un gesto hacia los latinos, entre los oradores figuran algunas personalidades como los gobernadores de Nuevo México, Susana Martinez, y de Nevada, Brian Sandoval; y el senador Marco Rubio, que presentará a Romney el jueves antes de que acepte formalmente su candidatura y explique cuál sería su plan de gobierno.

Pero, como dijo en la víspera el alcalde demócrata de Los Angeles, Antonio Villaraigosa, "uno no puede simplemente recurrir a un rostro moreno o a un apellido español esperar que la gente vote por su partido o su candidato".

___

Gisela Salomón está en Twitter como http://www.twitter.com/giselasalomon

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.