EE.UU.

publicidad
12 de marzo de 2013 • 10:17 PM

Ryan quiere eliminar el déficit en 10 años

El plan de Ryan incluye reformas a los programas de beneficencia social y la anulación de la reforma de salud de 2010, medida que los demócratas califican de poco realista.
Foto: Getty Images
 

El líder republicano y excandidato a la vicepresidencia en 2012, Paul Ryan, promueve desde hoy un plan para equilibrar el presupuesto en diez años, mientras el presidente Barack Obama intenta un nuevo acercamiento con el Congreso para discutir el presupuesto y otras prioridades de su agenda política.

El plan de Ryan incluye reformas a los programas de beneficencia social y la anulación de la reforma de salud de 2010, medida que los demócratas califican de poco realista.

Mientras, Obama iniciará una serie de visitas al Capitolio, entre hoy y el jueves próximo, en las que se reunirá por separado con demócratas y republicanos en ambas cámaras del Congreso para discutir asuntos como el presupuesto federal, la reducción del déficit, la reforma migratoria y el control de armas.

Entre otros elementos, el plan de Ryan introduce reformas a los programas sociales de Medicare y Medicaid y la revocación de la reforma sanitaria promulgada en 2010 por Obama.

También propone un ahorro al gasto público de 4,6 billones de dólares en los próximos diez años, una reforma tributaria que elimina varias deducciones y la aprobación del oleoducto Keystone XL.

El plan retoma los ataques republicanos de que la reforma sanitaria abulta el déficit y supone una costosa intromisión del Gobierno en la economía, si bien los republicanos que controlan la Cámara baja no lograron revocarla el año pasado

En una carta de opinión publicada hoy en el diario The Wall Street Journal, Ryan argumentó que su plan equilibrará el presupuesto en diez años porque "dejamos de gastar un dinero que el Gobierno no tiene", además de que ayudará a crear empleos.

Su propuesta, explicó, prohíbe que el Gobierno gaste más de lo que percibe en ingresos, o un 19,1 % del producto interno bruto cada año, lo que supondrá una reducción de gastos de 4,6 billones de dólares en la próxima década.

Bajo su propuesta, el aumento de gastos será del 3,4 % y "como la economía crecerá a un mayor ritmo que los gastos, equilibraremos el presupuesto para 2023", señaló.

El legislador republicano de Wisconsin anticipó que los demócratas lanzarán advertencias de una nueva recesión y, respecto a la reforma del programa de Medicare, que ayuda a los ancianos y jubilados en EE.UU., los instó a presentar una "alternativa creíble" si no están de acuerdo con su plan.

Tras criticar el hecho de que Obama presentará su propio presupuesto federal en abril próximo -con dos meses de retraso-, Ryan afirmó que la pelota ahora está en el techo de los demócratas.

Ryan presentará su plan en unos momentos en que el Congreso sopesa varias resoluciones presupuestarias y proyectos de ley de gastos públicos que tienen que ser aprobados antes del receso legislativo que comenzará la semana del 24 de marzo.

EFE Terra Terra