EE.UU.

publicidad
15 de abril de 2013 • 10:45 PM • actualizado a las 08:04 AM

Testigos describen con horror minutos después a explosiones

Personas heridas y escrombros en una acera cercana a la línea de meta del Maratón de Boston luego de estallar una de dos bombas, el lunes 15 de abril de 2013.
Foto: Foto AP/MetroWest Daily News, Ken McGagh.
 

Lo que tenía que haber sido un día de fiesta y deporte se transformó este lunes en un hecho trágico para los participantes y asistentes al maratón de Boston, escenario de un ataque con bombas cuyo autor y motivaciones se desconocen todavía.

Corredores y aficionados han revivido con horror, en declaraciones a los medios, las dos explosiones que, separadas por doce segundos de intervalo, sacudieron la línea de meta.

"Había sangre por todas partes. Vi una pierna, algunas personas con los huesos sobresaliendo de su piel", declaró al diario local The Boston Globe, Oscar Otero, que se encontraba a unos metros del suceso.

Al menos tres personas murieron, entre ellas un niño de ocho años, y un centenar resultaron heridas a causa del estallido de dos bombas ocurrido cerca de la línea de meta de la carrera.

Uno de los corredores peruanos que participó en la maratón dijo, por su lado, que la explosión había sido "muy terrible, porque ha habido gente literalmente volando por los aires", según declaró a Radio Programas del Perú (RPP).

"Yo estaba con nuestra compatriota Jessica Márquez y después de la explosión lo único que hemos hecho es tratar de ayudar a las personas heridas", dijo el corredor Oliver Landeo a la emisora desde Boston.

El atleta fue el primer peruano, de alrededor de una decena que participaron en la maratón, en concluir la carrera.

"Hemos estado muy cerca al lugar de la explosión, aproximadamente a unos seis metros, y hasta ahora lo que tenemos entendido es que ha sido un atentado", añadió.

En la meta se encontraba Al Ghilardi, un fotógrafo de la asociación de atletas de Boston, que según contó al Boston Globe vio un destello rojo y posteriormente una columna de humo blanco y unos minutos en los que, según dijo, tuvo la sensación de que el tiempo se paró.

"Pasaron unos segundos hasta que la gente se dio cuenta de lo que estaba pasando", señaló.

Otro de los testigos, Dave Benson, que se encontraba en las gradas de la calle en la que se produjo la explosión señaló al diario que, al principio, pensó que se trataba de una celebración final con fuegos artificiales, pero "entonces vi una gran columna de humo y gente cayendo".

"Escuchamos un ruido y se oyó el ruido de cristales rotos", dijo por su parte, Andrea George, que también se encontraba en el lugar, y aseguró que "todo el mundo empezó a correr en diferentes direcciones".

"Si llega a ser 30 segundos antes, estaríamos en el hospital ahora", dijo por su parte a NBC, Bob Miller, que pasó poco antes por el lugar junto con su sobrina de 16 años y su novio, camino de un partido de béisbol, y se pararon para animar a los corredores.

Una de las participantes, Whitney Hunter, contó al canal de televisión que se encontraba a unos 300 metros cuando escuchó la primera explosión y apenas 20 segundos más tarde la segunda.

"Vi verjas volar, sabía que algo no iba bien y paré", dijo Hunter.

EFE Terra