Masacre en Connecticut

publicidad
15 de diciembre de 2012 • 12:32 PM • actualizado a las 02:09 PM

Cómo ayudar a los niños a superar una tragedia inexplicable

Los niños también perciben el dolor y la tristeza tras una matanza como la de Sandy Hook.
Foto: Divulgación

Un tragedia como la que ocurrió el viernes en la escuela Sandy Hook, en la que 20 niños de menos de 10 años murieron asesinados por un pistolero que mató a su mamá antes de ir a la escuela para concretar esta absurda matanza,  afecta las emociones de toda la gente, en especial de los padres que mandan sus hijos al colegio, y de los pequeños, que ven su mundo amenazado y hasta destrozado.

Las imágenes en la televisión, los comentarios de los padres y la tristeza generalizada son cosas que los chicos ven y perciben, y que los padres no pueden dejar de atender, porque son situaciones traumáticas que necesitan atención urgente.

Para las familias afortunadas que tienen a sus hijos en casa, y que no han sido tocados directamente por la tragedia, hay ciertas recomendaciones que pueden ayudar a todos a sobrepasar esta  situación tan angustiante.

Martin Alvarez, terapista de familia y trabajor social especializado en niños,  habló con Terra sobre la importancia de tratar el tema con los hijos y asumir una realidad cruel pero que no se puede ocultar.

Alvarez, radicado en New York y dedicado por años a trabajar con familias hispanas,  asegura que lo primero que debe hacer cualquier padre es no negar la realidad.  

Primero que todo se le debe decir la verdad a los niños, de acuerdo a la edad de cada niño, uno debe explorar que piensan  y que sienten los niños de lo que pasado”, asegura el experto. También recuerda que no debemos ‘tratar de normalizar la situación”, porque esto no es nada normal.


Martin Alvarez explica que este tipo de tragedias pueden crear  ‘traumas’ en los niños,  y que los padres pueden usar técnicas para resolver esas crisis en la forma más efectiva y rápida posible.

Algunos de los consejos básicos para los padres, que comparte Alvarez, son:
 

  • Los padres tienen más información de lo que ha pasado que los niños, y por eso es importante saber que entienden los chicos que está pasando y saber qué están pensando.


  • No dar información innecesaria a los chicos si ellos no la tienen,  lo que les preocupa a los padres puede ser que no sea lo que le preocupe a los niños.


  • Incentivar la imaginación de los niños sirve para ayudarlos a expresar sus sentimientos y a explicarles, en forma menos dolorosa, que ha pasado y  por qué hay niños que ya no están. “Con dibujos podemos explicarle a los niños sobre la muerte y que los pequeños que murieron ya no están con nosotros sino en el cielo,  y ayudarlos a hacer esa transición de que estuvo pero ya no está”.


  • Es importante ayudar a los hijos a entender qué están sintiendo: si es miedo, si es rabia, si es enojo, si es tristeza.  Con ello podemos entonces ayudarlos a canalizar esas emociones, con juegos, o dibujos,  y a ayudarlos a salir de ese estado negativo.


  • No hay que negar la realidad, pero se puede explicar con términos y situaciones que son comunes a los niños, como los cuentos.  “En el mundo hay gente buena y mala, como en los cuentos,  o en las películas. Hablarles en base a algo en lo que los chicos están familiarizados los ayuda a entender mucho mejor.


  • Hay que estar atento a signos de regresión:  si los niños se orinan en sus pantalones, o actúan como bebés es porque quieren volver a un estado en los que se sentían más seguros y que no han superado el trauma, por lo que necesitan ayuda profesional.  Lo mismo si tienen alteraciones en sus patrones de sueño,  puede ser que lo que está pasando en su presente les de ansiedad y necesitan ser tratados.


  • Si los niños no quieren hablar o están en silencio tras la tragedia, como padres hay que crear formas de comunicación para ayudarlos a expresar. Uno puede dibujarles, contarles historias que los ayude a expresar que sienten. Si los niños reaccionan rompiendo el papel, o enojados, es una forma de expresar su angustia o rabia. Es importante siempre ayudarlos a entender sus emociones.


  • No es que haya tiempo específico de recuperación en estos casos. Hay que tener en cuenta cómo es el estado emocional de la familia, cómo la familia entera ha reaccionado, pero si su hijo se rehúsa a regresar al colegio hay que considerar terapia profesional para ayudarlos a superar el trauma.

 ¿Has hablado con tus hijos de la tragedia?

 - Lee las noticias más recientes sobre el tiroteo en la escuela Sandy Hook

Terra