Elecciones Presidenciales 2012

publicidad
16 de octubre de 2012 • 12:42 AM • actualizado a las 05:52 PM

Anuncio de Obama defiende plan económico, ¿será suficiente?

El candidato presidencial republicano Mitt Romney y el presidente Barack Obama saludan a la audiencia en su primer debate, en Denver, el 3 de octubre de 2012.
Foto: Charlie Neibergall, Archivo / AP
 

Mientras la economía de Estados Unidos muestra algunas señales de mejorar cuando faltan tres semanas para las elecciones, el equipo de campaña del presidente Barack Obama preparó el lunes el terreno para promover el desempeño económico de su gobierno, que según muchos republicanos fue débil.

What is Your Idea for a Better Country?

El primer acto del presidente en esta semana clave de la campaña fue un nuevo anuncio en los estados más disputados. En el mensaje, los votantes analizan las formas en que han mejorado sus condiciones económicas durante el mandato de Obama.

El anuncio se comenzó a transmitir mientras Obama y su rival republicano Mitt Romney se atrincheraron el lunes con sus asesores a fin de prepararse para el segundo debate presidencial. Las encuestas muestran una competencia muy reñida.

"Esta carrera está empatada", dijo Obama en un llamamiento a sus partidarios para pedirles que donen al menos 5 dólares para su campaña de reelección. Prometió mostrarse combativo en el debate del martes por la noche, algo que muchos de sus seguidores creen que le hizo falta en su primer enfrentamiento con Romney.

En vista de que millones de estadounidenses han comenzado a votar por adelantado, quien cometa un traspié tendrá pocas oportunidades de recuperarse. Obama ha intentado convencer a sus partidarios para que aseguren su decisión ahora, y su equipo de campaña anunció el lunes que él y su esposa, Michelle, se convertirían en el primer presidente y la primera dama en emitir su voto por adelantado.

Obama planea votar durante una visita la próxima semana a Illinois, su estado adoptivo, mientras Michelle Obama dijo en un mitin en Delaware, Ohio, que depositó su voto en el correo el lunes. "Para mí, fue el día de elecciones", dijo.

A pesar de que las encuestas muestran que la campaña está apretada tanto a nivel nacional como en estados clave, los asesores de campaña de Obama se muestran alentados por las encuestas públicas y privadas, que muestran que los votantes tienen cada vez más confianza en la dirección de la economía.

Estas tendencias están detrás del nuevo comercial de 30 segundos que se transmitía en Colorado, Iowa, Nevada y Virginia. "Quédate con este tipo", dice una voz masculina al final de la pieza.

Los asistentes afirman que algunos votantes recibieron un impulso sicológico cuando la tasa de desempleo cayó por debajo del 8% el mes pasado por primera vez desde que Obama asumió.

El candidato republicano a vicepresidente Paul Ryan, por su parte, criticó el lunes a Obama por el manejo del déficit presupuestal, en una visita a su natal Wisconsin. Agregó que aunque el presidente heredó una situación difícil, sus políticas sólo la han empeorado.

La portavoz de la campaña de Obama, Jennifer Psaki, dijo que durante el debate del martes, el presidente buscará hacer campaña sobre la base de su historial económico, en lugar de lucir evasivo.

"El estaría feliz de pasar todo el debate hablando de sus objetivos para la clase media", dijo Psaki a los periodistas reunidos en Williamsburg, Virginia, donde Obama y sus asesores estaban atrincherados en un intenso entrenamiento de tres días en un club de golf.

El mandatario está determinado a recuperarse de una presentación deprimente en el primer debate, mientras que el retador trata de pulir las habilidades que mostró en el encuentro y que le permitieron reducir la ventaja ante el demócrata en las encuestas.

Los dos saben que el resultado de las elecciones del 6 de noviembre podría depender del debate,

estilo asamblea municipal, donde los candidatos contestarán preguntas de los votantes entre el público en la Universidad Hofstra, de Hempstead, en el estado de Nueva York.

El resultado en los estados indecisos —aquellos que no tienen definida su tendencia como republicanos o demócratas— son de vital importancia para el sistema electoral estadounidense, porque el presidente no es elegido por voto popular, sino por contiendas estado por estado.

Las dos campañas trabajan afanosamente en los nueve estados más peleados: Colorado, Florida, Iowa, Nevada, Nueva Hampshire, Carolina del Norte, Ohio, Virginia y Wisconsin, para conseguir el apoyo de los que votarán por adelantado y persuadir a los indecisos de respaldar a su candidato.

Romney pasó gran parte del lunes practicando cerca de su residencia en el área de Boston.

La campaña demócrata también buscaba atacar al ex gobernador de Massachusetts por lo que considera es una fuerte disposición a cambiar de punto de vista para volverse más atractivo a los electores.

Mucha de la presión para el debate de mañana recae en Obama, cuyos asesores reconocen que llegó al primero con menos práctica —y mucha menos energía— de la esperada.

Por su parte, la gente de Romney dijo que el ex gobernador de Massachusetts estará preparado sin importar los ajustes de Obama.

AP Terra