Elecciones Presidenciales 2012

publicidad
13 de septiembre de 2012 • 11:54 PM • actualizado el 14 de septiembre de 2012 a las 11:34 PM

Biden admite ante congresistas hispanos que los latinos son el futuro de EEUU

Joe Biden resaltó la importancia del pueblo hispano estadounidense.
Foto: AP

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, recordó hoy que la comunidad latina en el país es "simplemente su futuro" y subrayó que sus logros de hoy y los del mañana vinieron y vendrán a base de "educación, educación y educación".

What is Your Idea for a Better Country?

Biden enfatizó el poder del pueblo hispano estadounidense en la 35ª Gala de Premios de Congresistas Hispanos (CHCI, en inglés), que también conmemora el mes de la Herencia Hispana y en la que fueron galardonados el neurocirujano Alfredo Quiñones-Hinojosa, la activista y veterana Consuelo Castillo Kickbusch y el cómico George López.

El vicepresidente, rodeado de la plana mayor de los congresistas latinos, hizo hincapié en la necesidad de continuar mejorando el acceso y la calidad de la educación para poder construir un país mejor.

"Esta administración esta enfocada en la educación, en que todo el mundo pueda permitirse llegar a la universidad. (...) Eso es lo que el presidente (Barack Obama) ha hecho y va a seguir manteniendo", insistió.

Biden recordó los inicios del grupo de congresistas hispanos cuando fue fundado y, según relató, solo había cinco miembros.

"Sin embargo ahora hay científicos, doctores, abogados, preparados para liderar la sociedad estadounidense. (...) Y no olviden que Estados Unidos sabe que si ustedes son exitosos, también lo es Estados Unidos", aseguró.

Biden hizo referencia a la ordenanza puesta en marcha por Obama mediante la cual se han paralizado miles y miles de deportaciones a jóvenes estudiantes indocumentados que, sin embargo, han crecido en el país y lo sienten como suyo.

"Dos tercios de la población estadounidense apoya la medida que aprobó el presidente. Y estoy orgulloso de él, y de que ustedes también lo estén. Orgulloso de la reacción del país", añadió.

Entre los invitados y premiados que pasearon por la alfombra roja, la proximidad de las elecciones estuvo muy presente y se abordó la necesidad de una reforma migratoria integral y bipartidista.

"El Dream Act se pasó en la Cámara de Representantes durante este mandato (...). Pero los republicanos lo bloquearon. Realmente creo que si el presidente es reelegido, se centrará mucho en conseguir una reforma migratoria y también en aprobar el Dream Act a través del Congreso", auguró Joaquín Castro, representante en la Cámara de Representantes de Texas y candidato a un escaño en el Congreso federal.

"Nosotros pasamos el Dream Act", recordó la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, durante su intervención en la gala.

"Pero seguiremos trabajando por él porque recuerda los mejores valores de este país", prometió en relación al proyecto de ley, que fue vetado en 2010 y que abriría un camino a la ciudadanía a ciertos jóvenes indocumentados.

El neurocirujano Alfredo Quiñones-Hinojosa, premiado por el CHCI, destacó a Efe que "existe una bifurcación en Estados Unidos, ya que a pesar de tener un poder enorme en cuestión de número, no tenemos el mismo peso económico y político".

"Nos hace falta educación, y la única forma de conseguir avanzar en este país es como grupo", insistió Quiñones, doctor en una de los centros médicos más reputados del país, y que llegó a EE.UU. como indocumentado.

La también premiada Consuelo Castillo Kickbusch, activista con pasado militar, advirtió que aún quedan deberes para los próximos cuatro años.

"Nos queda mucho esfuerzo por hacer pero hay que luchar como aquellos que lo hicieron hace 40 años, para que el futuro sea mejor", dijo a Efe Castillo.

Según la ahora activista, el actual mandato de Barack Obama no se ha cerrado con la esperada reforma migratoria debido a que "el clima no era partidario de los latinos" y persisten "malas interpretaciones sobre los inmigrantes".

El vicepresidente no quiso olvidar a los soldados hispanos que participaron en las guerras de Irak y de Afganistán y que por el veto del Dream Act no consiguieron la ciudadanía, pero sin embargo perdieron sus vidas.

"Y vengo aquí a darles las gracias porque han hecho mucho por Estados Unidos. -confesó frente a los asistentes-. Cuánto les debe este país: ilusión, sangre nueva, nuevas ideas.... Por eso, por eso se van a convertir en la fuerza política más poderosa de Estados Unidos".

EFE Terra