Elecciones Presidenciales 2012

publicidad
25 de octubre de 2012 • 11:01 AM • actualizado a las 11:04 AM

Colin Powell, otra vez, votará por Barack Obama

Colin Powell y Barack Obama, juntos, otra vez.
Foto: Getty Images
 

Otra vez, el ex funcionario de George W. Bush, Colin Powell, anunció este jueves que el 6 de noviembre a votar por Barack Obama, quien busca un segundo mandato presidencial ante el republicano Mitt Romney.

"Voté por él en 2008 y tengo la intención de seguir a su lado en 2012 (...), voy a votar por él y por el vicepresidente Joe Biden el mes próximo", declaró Powell en una entrevista concedida a la cadena CBS.

Colin Powell, de 75 años, es hijo de emigrados jamaiquinos y nacido en Estados Unidos, y fue el primer afro-estadounidense en ocupar el cargo de jefe del estado mayor de las Fuerzas Armadas de su país, durante la guerra del Golfo.

En octubre de 2008, Powell había apoyado a Obama "a causa de su capacidad para inspirar, por el carácter aglutinador de su campaña y porque tiende la mano a todo el país", declaró.

El voto latino, crucial

Obama, por su parte, afirmó hoy que el voto latino será "crítico" en los comicios del mes próximo, y consideró que el auge en el voto anticipado este año se debe a que "la gente está preocupada por su futuro".

"El voto latino será crítico en cada estado. En los estados occidentales, en Florida, Virginia, Ohio, Iowa, hacen una diferencia en todo sentido", afirmó Obama en una entrevista con el Programa de Fernando Espuelas de la cadena de radio de Univisión.

"Si las comunidades en cada uno de estos estados reconocen lo que está en juego y cómo necesitamos escoger entre una visión que nos lleva hacia adelante y no hacia atrás, a las fallidas políticas del pasado, si la comunidad latina en particular reconoce cuán críticos son algunos de estos asuntos como inmigración, entonces su voto hará la diferencia", continuó Obama.

Preguntado sobre el aumento de participación del voto anticipado, especialmente en estados clave para la contienda, Obama consideró que ese fenómeno responde a que "la gente está preocupada por su futuro".

"Creo que la gente entiende que hay mucho en juego. Obviamente en la comunidad latina, el asunto de la inmigración es crítico (...) hemos hecho un gran trabajo en lugares como Colorado y Nevada y mi esperanza y expectativa es que la gente tomará ventaja del voto anticipado", manifestó.

Obama, de hecho, prevé emitir su voto mañana en su ciudad adoptiva de Chicago (Illinois), como parte de sus esfuerzos por incentivar el voto por adelantado.

En la entrevista, el mandatario estadounidense defendió nuevamente algunos de sus logros durante su primer mandato y reiteró algunas de sus recetas para acelerar la recuperación económica, incluyendo el incentivar la reactivación del sector manufacturero en este país, e inversiones en la educación y la infraestructura.

En el campo migratorio, Obama destacó su compromiso con una reforma migratoria que incluya la seguridad fronteriza y la legalización de inmigrantes indocumentados que paguen una multa, se pongan al día con sus impuestos y aprendan inglés.

Ante la inacción del Congreso, Obama también defendió su decisión de suspender por dos años la deportación de los "Soñadores", o estudiantes indocumentados que se beneficiarían de la ley "Dream Act" para su eventual legalización.

Obama dijo que su rival republicano, Mitt Romney, "no tiene un plan para una reforma migratoria integral" y que el exgobernador de Massachusetts dijo que vetaría el "Dream Act".

Asimismo, tal como ha hecho en casi todo foro público, Obama también acusó a Romney de ocultar sus verdaderas posturas "cuando percibe que no son populares".

La campaña de reelección de Obama difundió hoy un anuncio en el que la primera dama, Michelle Obama, también busca movilizar a los votantes hispanos, a 13 días de los comicios del próximo 6 de noviembre, al insistir en que su voto "es crítico".

Se calcula que poco más de 12,2 millones de hispanos acudirán a las urnas el mes próximo, un incremento del 22 % sobre 2008.

Agencias Terra Terra