publicidad
30 de septiembre de 2012 • 12:43 PM • actualizado a las 03:37 PM

Crece escándalo por inscripciones electorales fraudulentas

La División de Elecciones de Florida ha remitido los informes de un posible fraude al Departamento de Policía estatal para su investigación.
Foto: Getty Images
 

Las inscripciones electorales fraudulentas han aumentado en varios condados de Florida, según las autoridades. La registración de los votantes estuvo a cargo de Strategic Allied Consulting, firma que fue contratada por el Partido Republicano.

Ahora son 10 los condados que se encuentran bajo supervisión, según las autoridades. Mientras, supervisores electorales continúan buscando firmas, direcciones u otros identificadores dudosos para comprobar el supuesto fraude, según un artículo publicado por The New York Times.

El viernes, Florida reanudó oficialmente su cacería de votantes no aptos para sufragar al enviar  a las autoridades electorales una nueva lista de 198 personas sospechosas de no ser ciudadanos estadounidenses. Además, el Estado solicitó que se inicie el proceso para retirarlos del padrón electoral.

Esta nueva lista es mucho menor que la de 2.600 electores inscritos que las autoridades electorales del estado llegaron a tener bajo la mira, sin resultados tangibles.

El gobernador republicano Rick Scott y otros han defendido el continuo esfuerzo.

Después de que se destapara el presunto fraude con las boletas electorales, el Partido Republicano prescindió de los servicios de la compañía, propiedad de Nathan Sprou, quien está involucrado en los esfuerzos de campaña desde el 2004. El Partido había contratado  a la empresa para dirigir también los esfuerzos electorales de Colorado, Nevada, Carolina del Norte y Virginia.

En Colorado, una joven empleada de Strategic Allied fue mostrada en un video fuera de una tienda en Colorado Springs diciéndole a un potencial elector que quería registrar sólo a los republicanos y que trabajaba para la oficina del secretario del Condado. La mujer fue despedida, dijo Ryan Call, presidente del Partido Republicano de Colorado.

La División de Elecciones de Florida ha remitido los informes de un posible fraude al Departamento de Policía estatal para su investigación.

Los fiscales en algunos condados afectados también están investigando. No está claro cuántas formas se han procesado en el estado. Pero, en Palm Beach, el supervisor de elecciones reportó 106 formas sospechosas, pero el número en varios otros condados es mucho menor.

El Partido Republicano en Florida, que pagó la compañía 1,3 millones de dólares para registrar votantes, dijo que presentaría una queja contra el aliado estratégico con sede en Tempe, Arizona.

Terra