publicidad
06 de septiembre de 2012 • 11:10 PM • actualizado a las 01:02 AM

Demócratas: "La economía no es solo para los ricos"

Joe Biden destacó el asesinato de Osama Bin Laden.
Foto: Getty Images
 

Joe Biden no dejó que se le "escapara la liebre" en Charlotte. Atacó a la yugular sin dejar fuera ningún tema. Los militares, las mujeres, la clase media, los beneficiarios de Medicare, los desempleados y los soñadores recibieron el mensaje del vicepresidente de Estados Unidos.

Pero sobre todo, el mensaje fue a los estadounidenses en general porque el discurso de Biden se resume, en inclusión y seguridad para vivir en Estados Unidos.

Según Biden esto se consigue con valentía y para él, a Obama le sobra.

Cuando el Ejército le preguntó al presidente si podían derrocar a Bin Laden, "él dijo háganlo y se hizo", relató Biden. Un mensaje directo a los republicanos que dicen que Obama es el tipo de presidente que evita los conflictos porque retiró las tropas de Irak y Afganistán. Para Biden el Ejército se tiene que poner a funcionar cuando es en el mejor interés de los estadounidenses y eso fue lo que se hizo con Bin Laden.

Sin embargo, dijo que Romney carece de esta valentía.

¿Cuál es tu idea para un mejor país?

"No vale la pena mover cielo y tierra y gastarse millones de dólares para atrapar a una sola persona fue lo que dijo. Pero estaba mal porque si él se hubiera dado cuenta de que era el corazón del país que necesitaba un remedio hubiese movido cielo y tierra para dar con Osama bin Laden", arremetió.

El vicepresidente recordó como su madre le decía que la valentía está presente en todos los corazones y enfatizó que Obama lo ha demostrado con sus decisiones.

"Hoy, podemos decir lo que hemos dicho en los últimos seis meses: Osama Bin Laden está muerto y General Motors todavía vive", lanzó el demócrata.

El vicepresidente de la nación también criticó duramente la estrategia republicana sobre el Medicare como lo hicieron anteriormente otros oradores, destacó la creación de empleos durante la administración Obama, le habló a los veteranos y defendió el derecho de la mujer a elegir sobre su salud.

Pero, donde Biden dio la estocada final fue al hablar de los soñadores, un tema ausente en la Convención Republicana.

"Hay niños que no escogieron venir a este país y han decidido hacer lo correcto y el presidente Obama cree que ya es hora de hacer lo correcto por ellos", dijo en clara referencia al Dream Act.

Menú variado

Sin duda, el plato fuerte de la noche fue Barack Obama, pero como si fuese un restaurante de lujo, el auditorio de Charlotte se convirtió en una carta variada para convencer a los electores de votar por el candidato demócrata.

Contrario a los republicanos, los demócratas también contaron con celebridades porque como "en el amor y en la guerra todo se vale", usaron la segura estrategia de buscar gente con la que el ciudadano común se identifique. Ya sea porque lo admira o porque comparte su historia.

Y por eso es que Eva Longoria, Scarlett Johansson, Marc Anthony y Kerry Washington desfilaron por el escenario.

Johansson, de 27 años de edad, aseguró que su apoyo a la reelección del mandatario no representa el de los jóvenes actores de Hollywood, sino el de miles de jóvenes de todo el país, especialmente de las mujeres.

"No les diré por quién votar, estoy aquí para que voten", dijo Johansson en el escenario del Time Warner, donde se celebró la Convención.

La actriz recordó las palabras de Chelsea Clinton, hija del ex presidente Bill Clinton, que a principios de esta semana señaló que "somos la generación cuyas voces no se han oído". Por eso, enfatizó que el 6 de noviembre debían hacerse sentir; apelando al voto joven.

Kerry Washington también dijo presente. "Estoy aquí no sólo como actriz, sino como una mujer afroamericana", sostuvo.

"Hoy hay gente que está intentando quitarnos derechos", sostuvo en referencia a algunas propuestas republicanas como acabar con la reforma sanitaria.

Por su parte, Eva Longoria relató cómo vino de una familia humilde, con una hermana con necesidades especiales y donde la educación no era una opción.

Por eso, para recibir su grado universitario y costear sus gastos, le tocó hasta voltear hamburguesas en Wendy´s.

“La Eva Longoria que volteaba hamburguesas necesitaba que le bajaran los impuestos, pero la Eva Longoria que trabaja en un set de película, esa no”, dijo en clara referencia a la intención de Mitt Romney de dar exenciones contributivas a las corporaciones y a los ricos.

Y fue precisamente aquí donde los demócratas trataron de silenciar a los republicanos que dicen que ellos no se preocupan por la economía.

El mensaje fue que la economía no es para beneficiar solo a los ricos, sino que hay que partir la torta.

Terra