Elecciones Presidenciales 2012

publicidad
14 de julio de 2012 • 05:07 PM • actualizado a las 05:50 PM

El derecho a voto de inmigrantes en Florida, en riesgo

El gobernador republicano de la Florida Rick Scott fue quien difundió la decisión que beneficia a su partido.
Foto: J Pat Carter, Archivo / AP
 

El gobierno federal ha decidido permitir a Florida usar una base de datos policial para cuestionar el derecho a voto de quienes se sospeche no sean ciudadanos de Estados Unidos. Este pedido había sido rechazado por el gobierno de Barack Obama por meses, por lo que se supone, esta decisión es una victoria para los republicanos.

El acuerdo, anunciado en una carta al gobernador republicano Rick Scott, la cual fue obtenida por The Associated Press, otorga al estado acceso a una lista de residentes no ciudadanos mantenida por el Departamento de Seguridad Nacional.

Obama y Romney: Las diferencias que lo separan

El gobierno de Obama había rechazado el pedido de la Florida durante meses, pero desistió después que un juez falló a favor del estado en una cuestión relacionada con la purga de votantes.

Grupos defensores de los derechos de los votantes, aunque admiten que los no ciudadanos carecen de derecho al voto, han manifestado alarma de que se usen esos datos para un propósito distinto del original: purgar las listas de votantes de personas no elegibles. Sostienen que las purgas de votantes a menos de cuatro meses de una elección presidencial podrían no dejar tiempo suficiente como para corregir errores derivados de datos equivocados u otros problemas.

Los demócratas dicen que la concesión del gobierno es menos preocupante que la insistencia de algunos estados controlados por los republicanos en exigir a los votantes una identificación con foto.

Vota por Obama o Romney

Pero los republicanos la consideran una victoria en su lucha sobre la elegibilidad de los votantes, un asunto que podría tener una incidencia importante en las elecciones, especialmente en estados decisivos como Florida, Colorado, Nevada y Carolina del Norte.

Funcionarios republicanos en varios estados dicen que tratan de combatir el fraude en la votación. Pero los demócratas observan que los casos comprobados de ese tipo de fraude son escasos. Acusan a su vez a los republicanos de esfuerzos cínicos por reducir la votación de grupos socioeconómicos en desventaja que tienden a votar por los demócratas.

Colorado y otros estados han solicitado un acceso similar a la base de datos como el concedido a la Florida.

Después que un juez falló recientemente contra los esfuerzos federales por detener la revisión minuciosa de listas de votantes en la Florida, el Departamento de Seguridad Nacional accedió esta semana pasada a determinar cómo el estado puede acceder a la base federal de datos SAVE —Systematic Alien Verification for Entitlements, o Verificación Sistemática de Derechos de los Extranjeros— para objetar a los votantes de los que sospeche no son ciudadanos.

Florida accedió a cuestionar a los votantes solamente si el estado suministra a cada uno de los objetados una pieza "única de identificación", como un "número de extranjero". Estos números se suelen asignar a los extranjeros que viven legalmente en Estados Unidos, a menudo con visas o permisos de residencia.

Pero a menos que se naturalicen ciudadanos, no pueden votar.

El acuerdo impedirá que la Florida use solamente un nombre y una fecha de nacimiento para buscar datos federales sobre un supuesto no ciudadano en los padrones de votantes.

El gobierno del republicano Scott espera reanudar una purga de registro de votantes suspendidos que se vio dificultada este año por datos erróneos y mala publicidad. La revisión, basada mayormente en informaciones sobre licencias de conducir, encontró a 2.625 supuestos no ciudadanos registrados para votar.

Pero algunos eran realmente ciudadanos. Un examen del Tampa Bay Times halló que "apenas unos pocos" habían votado ilegalmente. Si bien algunos no ciudadanos que son residentes legales podrían intentar a sabiendas registrarse y votar, otros al parecer lo hacen sin darse cuenta. Después de obtener una licencia de conducir, algunos suponen que también pueden votar, dijeron funcionarios.

Agrega todo el contenido de Terra a tu blog o redes sociales. Haz click aquí.

AP Terra