Elecciones Presidenciales 2012

publicidad
11 de junio de 2012 • 08:07 PM

Florida demanda al Departamento de Seguridad Nacional por lista de electores

 

El secretario de Estado de Florida, Ken Detzner, demandó hoy al Departamento de Seguridad Nacional arguyendo que falló en su deber de permitirle tener acceso a una base de datos para confirmar la ciudadanía estadounidense de los electores inmigrantes.

Detzner dijo en un comunicado que por cerca de un año, el Departamento de Seguridad Nacional no ha cumplido con su "obligación legal" de suministrarle la información necesaria para identificar y retirar de la lista de votantes a las personas que no cumplan con los requisitos necesarios para votar.

"No podemos permitir que el Gobierno federal retrase nuestros esfuerzos por mantener la integridad de las elecciones de Florida. Hemos presentado una demanda para asegurar que la ley se ejecute y podemos cumplir con nuestra obligación de mantener la lista de votantes actualizada", dijo el funcionario.

En 2011, detalló, el Departamento de Estado de Florida recibió información del Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados (Dhsmv) en la que se indicaba que había personas sin la ciudadanía estadounidense que podrían estar registradas para votar.

Mientras se procesaba la nueva información, se hizo evidente que la capacidad del Departamento de Estado de Florida para validar a una persona y actualizar sus datos era limitada.

Por ello, buscó sin éxito tener acceso a la base de datos del programa de Verificación Sistemática de Derechos del Extranjero (SAVE, en inglés), agregó Detzner.

Añadió que el propio Departamento de Seguridad Nacional declaró que la base de datos de SAVE podía ser utilizada con fines de registro electoral en septiembre de 2011.

El intento de acceder a esos datos ha sido criticado por el director ejecutivo de la Unión Americana de Libertades Civiles de la Florida (Aclufl) Howard Simon.

"La afirmación del gobernador (de Florida, Rick Scott) de que necesita la información del Departamento de Seguridad Nacional para justificar su depuración ilegal de votantes es un reconocimiento de que estaba usando datos incorrectos", expresó el activista.

Afirmó que la "desesperación" de Scott por mantener intacta su "purga de votantes es sólo parte de un patrón de este Gobierno de atacar la base de nuestra democracia: el derecho de todos los ciudadanos a votar".

Aclufl y el Lawyers Committee on Civil Rights Under Law demandaron el viernes pasado a Detzner por los esfuerzos del estado de Florida para que los electores confirmen su ciudadanía estadounidense y, en caso de negarse, puedan perder su derecho a votar.

"Acudimos a los tribunales para evitar que la Administración de Scott asalte la democracia al negarle a los ciudadanos estadounidenses el derecho a votar", dijo Simon.

Explicó que "el programa ilegal para purgar votantes elegibles utiliza información incorrecta para eliminar a ciudadanos elegibles de las listas de votantes" y añadió que "pareciera que el gobernador Scott y su secretario de Estado no pueden hablar sin ocultar sus intenciones políticas".

El Departamento de Elecciones de Florida ha identificado en el censo a cerca de 2.700 personas que, según su investigación, posiblemente no tengan la ciudadanía, pero el método utilizado ha sido cuestionado por los supervisores de comicios de los 67 condados del estado.

Los supervisores han expresado desconfianza porque la información está basada en el Dhsmv que, al parecer, no mantiene actualizados sus datos referentes a la ciudadanía.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.