Elecciones Presidenciales 2012

publicidad
04 de septiembre de 2012 • 10:47 PM • actualizado a las 10:54 PM

Julián Castro electrificó a la Convención Demócrata

Julián Castro, el alcalde de San Antonio, cautivó a la Convención Demócrata.
Foto: Getty Images
 

CHARLOTTE, North Carolina - El alcalde de San Antonio, Texas, Julián Castro, cautivó a la Convención Demócrata con su carisma y le dió al partido una fuerte dosis de oxígeno que trascendió el podio, sacudió al país y puso a la campaña de Barack Obama en marcha hacia las elecciones de noviembre.

What is your idea for a better country?

El primer latino en dar un discurso central en la historia del Partido Demócrata, trazó su historia de familia y llevó a la audiencia por los sinuosos caminos de la pobreza que enfrentaron sus padres y su hermano gemelo, Joaquín. Y luego resaltó que Estados Unidos es un país 'donde cada uno, no importa desde donde venga, tiene la posibilidad de ser lo que desea'.

El alcalde de origen mexicano trajo a la mente de muchos el discurso que sobre el mismo podio dio un desconocido y joven político con un extraño nombre, hace ocho años, Barack Obama.

Ante el auditorio del Times Warner Arena, el alcalde fue presentado por su hermano gemelo, el representante por Texas, Joaquín Castro

El sueño americano

Su historia personal "es el reflejo de sueño americano", dijo sobre su familia, con padre y madre de origen mexicano. La multitud que siguió el discurso cautivada, lo ovacionó. Y sus palabras se sintieron en toda la nación por medio de las grandes cadenas que transmitieron su mensaje.

Julián Castro creció en un hogar de mujeres, con su abuela, la primera del clan en emigrar de México a Texas, y su madre, quien fue activista del movimiento chicano de los años 70 en el oeste de Estados Unidos. "Estados Unidos fue una tierra de oportunidades en el pasado y, más importante aún, queremos que sea una tierra de oportunidades en el futuro".

"Por eso creo que el presidente Obama está haciendo los ajustes necesarios", dijo el político, casado con Erica Lira Castro desde 2007 y padre de una niña de tres años, Carina Victoria.

'Mi abuela nunca fue dueña de una casa, y ella jamás soñó que vería a su hija graduarse de la universidad, la primera en la familia. Elle estará orgullosa de mi, pero yo estoy más orgullo de ti', le dijo a su abuela, presente en la audiencia, junto a la esposa de Castro.

Como Obama en 2004

Castro mostró sus dotes de gran orador, tal como lo hizo Barack Obama en 2004, movilizando a los delegados y a la militancia. 'El cambio comienza con nosotros, con cada uno de nosotros, contigo, ¡con Barack Obama! ¡Que dios los bendiga!', cerró su discurso Castro, quien para entonces había conquistado a todos.

Castro conquistó a las bases del partido y a los 6.000 delegados que han llegado a Charlotte. La pregunta no es si tiene lo que se necesita para buscar cargos más altos, sino cuándo se lanzará, se preguntaron algunos de los presentes en la Arena.,

"Está claro que esta elección es una elección entre un presidente que quiere invertir en la clase media y crear oportunidades a largo plazo, y el gobernador Romney, que favorece a la gente que ya está muy bien, los ricos", dijo antes de su discurso a los medios presentes en Charlotte.

Para el electorado de origen hispano, Castro no tiene dudas de que Obama conservará el liderazgo sobre esta comunidad, la primera minoría en el país, de los cuales unos 12 millones votarán el 6 de noviembre. Se estima que el 65% de los hispanos apoyan al presidente, relegando a Romney con solo el 25%.

Castro se robó la noche en Charlotte. Resta esperar si esto es el inicio de un nuevo camino para el joven alcalde de origen mexicano, tal como lo fue para Obama en 2004.

Terra Terra