La convención digital, con bolas y hasta dormidos

  • separator
  •  
  • comentarios
El bullicio de la Convención parece no molestar a este colega que decidió tomarse una siesta a la vista de todo el mundo, menos su editor en jefe.
El bullicio de la Convención parece no molestar a este colega que decidió tomarse una siesta a la vista de todo el mundo, menos su editor en jefe.
Foto: Terra

compartir

publicidad
publicidad