Elecciones Presidenciales 2012

publicidad
30 de agosto de 2012 • 02:44 PM • actualizado a las 05:50 PM

Manifestantes: 'Romney sal, tenemos mier.. de qué hablar'

La unidad de caballos de la policía, y agentes en bicicletas bloquearon el perímetro para evitar que la manifestación se saliera de control.
Foto: Getty Images
 

TAMPA, Florida - “Mitt Romney, sal afuera que tenemos algunas mier… de qué hablar”, era la consigna de un grupo nutrido de manifestantes que causó tensión mientras se celebraba la segunda noche de discursos en la Convención Republicana en esta ciudad. 

En cuestión de segundos, la alborotada multitud provocó un despliegue policial con patrullas, ambulancias, unidades de rescate, agentes en caballo que bloquearon la entrada principal de la Convención Republicana; y la unidad de policías en bicicletas. Y es que la protesta se desató justo a la hora en que muchos participantes de la Convención abandonaban el lugar quedando acuartelados entre los manifestantes y las autoridades.

What is Your Idea For a Better Country?

Con caretas, caras pintadas, tambores, flautas y carteles criticaban explícitamente al candidato republicano Mitt Romney, logrando poner en jaque a las autoridades por más de una hora.

La unidad de caballos de la policía y agentes en bicicletas bloquearon el perímetro para evitar que la manifestación se saliera de control.

“Mitt Romney quiere jugar ´StarWars ´en la Casa Blanca”, gritó uno de los manifestantes en pleno rechazo a la nombrada estrategia republicana contra Irán. Y es que el candidato ha dicho a viva voz que es “inaceptable” que Irán siga desarrollando armas nucleares y que hará lo que tenga que hacer para que esas armas no lleguen a manos de terroristas. Romney ha dicho que si “esto requiere que enviemos tropas o que nos unamos a nuestros aliados tendremos que hacerlo para protegernos a nosotros mismos”. Además, dijo que destinara más fondos al Departamento de Defensa.

Del mismo modo, dejaron ver su rechazo a las exenciones contributivas para las corporaciones. “Nuestros políticos dedican el 40% de su talento a recaudar dinero, ellos no  tienen tiempo para nosotros, no queremos que ellos sean los que controlen el diálogo y la discusión”, gritaban.

Fue ahí cuando una mujer, quien dijo ser delegada de Nevada, gritó a la multitud que Ron Paul sería el único que podría salvar a la nación. Hubo tensión cuando los manifestantes le respondieron que ella tampoco los representaba.

“Ustedes hablaron de impuestos, él terminará con el Sistema de Rentas Internas (IRS)”,  exclamó.

Mientras los ánimos caldeados mantenían en alerta a las autoridades, dentro del foro principal Paul Ryan finalizaba un discurso poco convincente para ellos.

Entre los participantes había miembros del movimiento Occupy en su mayoría, defensores de las mujeres, miembros de movimientos pro inmigrantes y estadounidenses que simplemente dijeron aborrecer las políticas de Romney.

En el foro, Ryan se pintó como un hombre de valores que llevaría a la nación por el camino de la prosperidad.

“Mi padre solía decirme: hijo, tú sólo tienes una opción, ser parte del problema, o parte de la solución. Vamos a solucionar los problemas económicos del país. Pero, les advierto, no tenemos mucho tiempo”, dijo Ryan.

El candidato a la vicepresidencia también resaltó que hay una necesidad urgente  para cambiar de administración. La urgencia de ver un cambio coincide en cierto sentido con lo que plantean los manifestantes quienes tampoco están de acuerdo con Barack Obama.  Pero esta coincidencia no apacigua las aguas porque para ellos este cambio viene a cuentagotas.

Esta no ha sido la única noche de tensiones dentro de la Convención Republicana donde el debate y los ánimos han estado al rojo vivo.

Primero, la furia estalló cuando se oficalizó la candidatura de Romney  por lo que decenas de simpatizantes de Ron Paul marcharon por el Forum criticando las políticas de Romney.

Segundo, varios republicanos arremetieron con ataques verbales a  Zoraida Fonalledas, presidenta de la Comisión Permanente del Partido Republicano en Puerto Rico, por su acento al hablar inglés. ¡USA, USA!”, se escuchaba desde la multitud que tuvo que ser interrumpida por el presidente de la Convención Nacional Republicana (RNC), Reince Priebus.

Tercero, dos delegados le lanzaron nueces a una camarógrafa  afromaericana y le dijeron que “así es como ellos llenaban a los animales”.

Todo esto en solo tres días de discursos que vuelven más espinoso el camino de Mitt Romney, quien hablará hoy para convencer a los votantes de que confíen en él el 6 noviembre.

Terra