Elecciones Presidenciales 2012

publicidad
06 de julio de 2012 • 05:17 PM • actualizado el 06 de julio de 2012 a las 10:33 PM

Obama busca en la clase media, diferenciarse de Romney

Barack Obama y el bus con el que está realizando su campaña para lograr la reelección.
Foto: AP
 

El presidente de EE.UU., Barack Obama, culminó hoy su gira en autobús por los estados electoralmente decisivos de Ohio y Pensilvania con una reivindicación de la clase media y marcando sus diferencias con el que será su rival republicano en noviembre, Mitt Romney.

El fin de la gira coincidió con la difusión de los datos de desempleo de junio, un mes en el que el índice se mantuvo en el 8,2% y el sector privado tuvo una ganancia neta de 84.000 empleos, un "paso en la dirección correcta", pero no suficiente para estar "satisfechos", como admitió el propio Obama.

"La razón por la que entré en política es por lo mucho que este país me ha bendecido", subrayó Obama, candidato demócrata a la reelección, en la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburgh (Pensilvania) durante el último de los cinco mítines que dio en dos días.

Todos sus discursos tuvieron el mismo hilo conductor, con referencias a su familia y a su propia vida para conectar con la clase media combinadas con un repaso a sus políticas en tres años y medio de mandato, presentadas como antítesis a las propuestas de Romney.

En este país "no importa cómo seas ni de dónde vengas. Si estás dispuesto a trabajar duro y a ser responsable puedes conseguir lo que te propongas", dijo Obama a los asistentes a su mitin en Pittsburgh, en su mayoría jóvenes.

Mostrando su lado más familiar, el presidente relató cómo celebraron el pasado 4 de julio el cumpleaños número 14 de su hija mayor, Malia, y reveló que sus vacaciones "favoritas" eran los viajes en autobús recorriendo el país con su abuela, su madre y su hermana.

"Les pido un segundo mandato para luchar por la clase media", anotó Obama, quien ha usado la gira para insistir en que el 6 de noviembre no se trata de elegir entre dos candidatos o dos partidos, sino entre "dos visiones muy diferentes de país".

Romney quiere mantener los beneficios impositivos a los más adinerados y eliminar regulaciones, unas propuestas "que ya probamos durante 10 años antes de que yo llegara a la Casa Blanca y no funcionaron", aseguró el mandatario.

En paralelo defendió logros de su mandato como la reforma sanitaria, "que está aquí para quedarse" tras el aval del Tribunal Supremo a su constitucionalidad, el rescate a la industria del automóvil en 2009, el fin de la guerra en Irak y el compromiso para la retirada de Afganistán.

Durante los próximos cuatro meses "van a ver más anuncios negativos" de la campaña republicana con un "único mensaje", el de que la economía va mal "por mi culpa", advirtió Obama.

La evolución de la economía será decisiva para inclinar la balanza en noviembre del lado de Obama o de Romney, quien hoy subrayó que el desempleo sigue en niveles "inaceptables" e indicó que para crear puestos de trabajo es necesario, entre otras medidas, aumentar el comercio con Latinoamérica.

La creación de empleo en el sector privado en junio "es un paso en la dirección correcta, pero no podemos estar satisfechos", reconoció Obama a primera hora del día en un mitin en un colegio de Poland (Ohio), donde destacó la necesidad de que la economía "crezca más rápido para poner a más ciudadanos de nuevo a trabajar".

La ganancia de 84.000 empleos en el sector privado en junio es muy inferior a lo que esperaban los analistas y a eso se añade que en los últimos 28 meses el sector gubernamental ha perdido casi 600.000 empleos y continúa perdiéndolos.

Obama ya había realizado giras en autobús en agosto y octubre de 2011 por varios estados del país, pero la que finalizó hoy tuvo ya un carácter puramente electoral, ya que se produjo a solo cuatro meses de los comicios presidenciales y recorrió Ohio y Pensilvania, dos estados decisivos.

El jueves el tour "Apostando por Estados Unidos" visitó Toledo, Sandusky y Parma, localidades del cinturón industrial del norte de Ohio, una de las zonas del país que más se resintió por la crisis económica y financiera de 2008.

Todavía en Ohio el presidente desayunó hoy con trabajadores de una firma de neumáticos en un restaurante en la localidad de Akron, visitó una empresa de alimentación en Boardman y dio un mitin en un colegio de Poland antes de trasladarse a Pittsburgh.

EFE Terra Terra