Elecciones Presidenciales 2012

publicidad
16 de octubre de 2012 • 10:39 PM • actualizado a las 08:03 AM

Obama y Romney sacan los guantes en encarnizado debate

Obama y Romney se sacaron 'chispas' durante el debate en Long Island, New York.
Foto: Getty Images
 

El presidente Barack Obama salió al ruedo con los tapones de punta y su rival republicano, Mitt Romney, no se quedó atrás, durante el segundo debate que los enfrentó, esta vez, en la Universidad de Hofstra, en Long Island, New York, ante un grupo de votantes indecisos que hicieron las preguntas.

Obama: 'Las cifras de Romney sobre impuestos no cuadran'Haz clic para ver el video en Terra TV
Obama: "Las cifras de Romney sobre impuestos no cuadran"

Atrás quedaron las respuestas educadas y el adormecimiento del mandatario, que marcaron el primer encuentro entre ambos contendientes, para dar lugar a un encarnizado intercambio de ideas, acusaciones, desmentidas y distorsiones que mantuvo en vilo a los presentes en el auditorio y los millones que lo siguieron por televisión, todo moderado por la periodista de CNN, Candy Crowley.

What is Your Idea for a Better Country?

La asamblea comunitaria comenzó con una pregunta sobre educación y la posibilidad de conseguir un empleo, según preguntó un joven estudiante en la audiencia. Romney respondió y dijo que su fuerte será la creación de trabajos. '¿Cuando te gradúas?',preguntó Romney. 'En 2014', dijo el joven. 'Me aseguraré de que el año próximo cuando sea presidente tú tengas un empleo'.

Obama, por su parte, apuntó a la capacitación, a la energía a futuro, como la energía solar, eólica e hidroeléctrica. Pero Romney contraatacó y recordó que el desempleo impide mover la economía adelante. Y salieron los guantes. Obama dijo que el plan de Romney para crear 12 millones de empleos 'es una mentira'. "El gobernador Romney dice que tiene un programa con cinco puntos, no tiene un programa de cinco puntos, su programa se resume en uno: asegurarse de que los más ricos puedan jugar con reglas diferentes", sentenció el mandatario.

El precio de la gasolina fue el tema siguiente, según la pregunta de un caballero en la audiencia. Obama respondió enfocándose en el futuro, para bajar el precio de la gasolina. 'Pero tenemos que seguir pensando cómo usar la energía de manera más inteligente', dijo el presidente. 'Si solo pensamos en mañana, no estamos haciendo las cosas bien', añadió.

Carbón, petróleo y gas

Romney respondió cuestionando las políticas de Obama. 'Toda la producción en tierras federales bajó 16 por ciento', acusó. 'Quiero asegurar que nosotros usamos el carbón, el petróleo o el gas. Este presidente no es el presidente del carbón, del petróleo o del gas', contraatacó Romney, quien prometió la independencia en energía en ocho años.

'Usted cuando era gobernador en Massachussetts, se paró delante de una planta de carbón y le dijo a los mineros que '¡esa planta mataba! Usted no es el hombre del carbón que dice que es'. Y ambos candidatos se entreveraron en una encarnizada discusión sobre el carbón y la energía.

Los impuestos fueron el tema siguiente. Una mujer preguntó qué pasaría con las deducciones por educación, hijos, etc. 'Voy a centrarme en la gente de ingresos medios, quienes se beneficiarán con mi política. Pero pondré más obligaciones en la gente al tope de la cima', dijo Romney.

Y Obama le mostró los dientes. 'Hace dos semanas, Romney le dijo a 'Sesenta Minutos' que estaba ok para él pagar 14% de los 20 millones de dólares que ganó, mientras que una persona que gana 50 mil al año, paga más. Y añadió que esto hace crecer la economía'. 'No hemos oído del gobernador ningún plan específico, excepto por Big Bird', dijo Obama en referencia a lo que anunció en el último debate sobre su intención de cortar los fondos a PBS, la cadena pública de TV que transmite Plaza Sésamo.

Y Romney respondió con el estado de la economía y los números que acosan a la presidencia de Obama.

Sueldos, mujeres y hombres

¿Qué hará usted para achicar la diferencia en que ganan las mujeres en comparación con los hombres? fue la pregunta de una joven en la audiencia. Obama recordó que la primera ley que firmó fue la de facilitar el proceso de las mujeres para denunciar estas diferencias de salario cuando un hombre y una mujer hacen el mismo trabajo, pero ganan distinto. 'No toleramos discriminación y seguiremos empujando esta cuestión en los próximos cuatro años'.

Romney, por su parte, recordó que en su gestión como gobernador en Massachussetts lideró la inclusión de más mujeres en su gabinete y en puestos oficiales.

Una mujer preguntó a Romney en qué era diferente del presidente George W. Bush, republicano como él. Romney eludió la respuesta y no fue directo. Pero Obama salió al ruedo con los tapones de punta y dijo que había diferencias entre ambos. 'Bush propuso una reforma migratoria, no la deportación de los indocumentados (como Romney), Bush no quiso quitarle fondos a Planned Parenthood (que Romney defiende). Lo que sí son iguales es en su visión de la economía que nos llevó al borde del colapso'.

Inmigración

Romney respondió el tema de inmigración y resaltó que daría residencia a estudiantes graduados en universidades extranjeras con calificaciones extraordinarias. Pero dijo que no daría 'amnistía' a los indocumentados y atacó la promesa incumplida del presidente de aprobar una reforma.

Obama respondió diciendo que 'somos una nación de inmigrantes'. Y atacó lo dicho por Romney acerca de la deportación de los millones de indocumentados. 'Y dijo que la Ley de Arizona es un modelo para el resto de la nación' (La ley autoriza a la policía a pedir papeles a las personas que se sospecha están de manera indocumentada).

Romney aclaró que lo que él apoya de la Ley de Arizona es la porción referida a la verificación de la eligibilidad de empleo. Obama respondió diciendo que 'el tipo que asesora a Romney en inmigración es el mismo que diseñó la Ley de Arizona'.

El ataque en Libia

La siguiente pregunta estuvo centrada en el atentado que mató a cuatro norteamericanos, incluido el embajador Stevens y en específico, ¿por qué no se reforzó la seguridad en las embajadas a pesar que se hizo el pedido? Obama recordó sus logros en política exterior.

"Yo soy el responsable último de que lo que ha pasado (en Bengasi, Libia)", dijo Obama, un día después de que su secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijera que asumía la responsabilidad por los ataques. "Clinton ha hecho un trabajo extraordinario, pero yo soy el presidente, y siempre soy el responsable".

"Nadie está más interesado que yo en saber lo que ha pasado en Libia", añadió Obama y subrayó que los diplomáticos como Stevens "no son solo los representantes de Estados Unidos, son mis representantes, porque yo les envío allí", y aseguró que al enterarse de lo sucedido en Bengasi contactó de inmediato a su equipo de seguridad nacional.

En cambio, Romney "publicó un comunicado de prensa que trataba de sacar provecho político de la tragedia, y así no es como opera un comandante en jefe", añadió Obama, lo que irritó al candidato republicano.

"Sugerir que yo o cualquiera en mi equipo pueda jugar a la política o tergiversar la información sobre algo así es ofensivo", dijo Obama.

Romney, por su parte, acusó al mandatario de "decir, el día siguiente al ataque, que (el ataque en Bengasi) era un acto terrorista", contradiciendo la versión inicial del Departamento de Estado.

"No lo hice. Consiga una transcripción", replicó Obama, lo que la moderadora Candy Crowley zanjó con un "sí lo hizo, señor presidente".

Paridad en las encuestas

Entre los votantes registrados, Obama tiene el apoyo del 48 % y Romney del 46%. Entre los votantes probables, es el republicano el que va por delante con el 49 % en tanto que Obama, que busca su reelección, obtiene el 47 %.

Gallup señaló que Obama y Romney llegaron al segundo de sus tres debates antes de la elección con índices de aprobación muy similares y que han cambiado poco desde mayo cuando el ex gobernador de Massachusetts se aseguró la candidatura republicana.

A mediados de septiembre ambos aparecían con un índice de aprobación del 50 % de los encuestados, y ahora Obama obtiene un 51 % de opinión favorable comparado con un 52 % para Romney.

La encuesta se llevó a cabo después del primer debate presidencial realizado en Denver (Colorado) el 3 de octubre y en el cual, según consenso de analistas y el público, Romney tuvo un desempeño fuerte y Obama apareció parco y a la defensiva.

"Los datos indican, en el mejor de los casos, un cambio mínimo en los índices de aprobación después del primer debate", señaló Gallup.

"La falta de cambios es notable particularmente para Obama, cuya actuación ha sido criticada ampliamente, y eso sugiere que hubo poco daño a su imagen entre los votantes".

Para su encuesta la firma Gallup entrevistó a 891 votantes en los 50 Estados, y el sondeo de opinión admite un margen de error de menos o más 4 puntos porcentuales.

El sitio de internet RealClearPoliticis, que elabora un promedio de las mayores encuestas de opinión de EE.UU., da hoy a Romney un respaldo del 47,4 % de los votantes y a Obama el 47,3%.

Terra