Elecciones Presidenciales 2012

publicidad
14 de marzo de 2012 • 02:57 PM • actualizado a las 04:52 PM

Santorum llega a Puerto Rico para buscar apoyo de delegados

Rick Santorum habla con los reporteros luego de dejar La Fortaleza, donde se reunió con el Gobernador Luis Fortuno
Foto: AP

El republicano Rick Santorum inició hoy su campaña en Puerto Rico, un territorio que puede ser importante para el exsenador en la carrera por la candidatura presidencial de EE.UU. por los 23 delegados que están en juego en la isla caribeña y que celebrará sus primarias el próximo domingo.

"Tengo muchos amigos en Puerto Rico y he trabajado en muchos asuntos con (su actual gobernador, Luis) Fortuño cuando era comisionado residente", apuntó en declaraciones a la prensa el precandidato poco después de llegar hoy a la isla, donde expresó su "interés en que tanto Puerto Rico como otros territorios tenga voz en EE.UU.".

Santorum detalló que ya conocía Puerto Rico, puesto que se desplazó después de que el huracán "George" azotara la isla en 1998, para estudiar con el entonces gobernador Pedro Roselló cómo ayudar en la reparación de los daños.

"Incluso era conocido como el senador puertorriqueño", dijo entre risas el republicano, tras relatar que se ganó ese apodo por su lucha por lograr que los residentes en el isla contaran con la misma cobertura médica en el programa de Medicaid que el resto de estadounidenses.

El copresidente de la campaña de Santorum en este estado libre asociado Carlos Rodríguez explicó previamente a Efe que el exsenador llega a Puerto Rico confiado tras sus victorias en Alabama y Misisipi, y con el objetivo de transmitir su compromiso con la población local.

Rodríguez apuntó que Santorum es amigo personal del gobernador puertorriqueño, y defendió que es un "gran conocedor" de la realidad puertorriqueña que quiere trabajar en pro de la isla.

La visita de Santorum a Puerto Rico, que podría prolongarse hasta el jueves, no ha despertado mucha expectación entre una población local que, debido al estatus político del territorio, toma parte en las primarias pero no en las elecciones generales estadounidenses.

Respecto al tema del estatus político de Puerto Rico, Santorum ha prometido que si se convierte en el próximo presidente estadounidense respetará la voluntad de los puertorriqueños.

La población local podrá pronunciarse precisamente sobre esta cuestión el próximo 6 de noviembre en una consulta que tendrá lugar el mismo día de las elecciones a gobernador.

El copresidente de la campaña de Santorum dijo que por su buen conocimiento de los problemas de la isla y por el compromiso con su población, el exsenador es optimista sobre los resultados de las primarias del domingo.

La agenda de Santorum para hoy en la isla incluye una reunión con el gobernador, un almuerzo con miembros del Partido Republicano y un encuentro con veteranos de guerra.

Santorum se reunirá además con jóvenes empresarios y cerrará la jornada en un servicio ecuménico con distintos líderes religiosos.

La organización de su candidatura ha difundido en Puerto Rico la imagen de Santorum como católico practicante con posturas firmes sobre asuntos de familia, algo importante para una sociedad en la que tiene relevancia el tema religioso.

Los aspirantes republicanos buscan en la isla el apoyo de 20 delegados, más otros tres denominados superdelegados ya decididos: los del gobernador, el presidente del Partido Republicano en la isla, Carlos Méndez, y la delegada nacional, Zoraida Fonalledas.

En cuanto al resto de candidatos, la organización de Mitt Romeny adelantó que, probablemente, visitará la isla a finales de la semana, mientras que no se espera ni a Newt Gingrich ni a Ron Paul.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.