Elecciones Presidenciales 2012

publicidad
22 de octubre de 2012 • 10:29 PM • actualizado a las 11:29 PM

Ultimo debate: El mundo de acuerdo a Obama y Romney

Romney y Obama, durante el debate en Boca Raton, Florida.
Foto: Getty Images
 

El último debate fue una gran oportunidad de ver de cerca dos visiones del rol de Estados Unidos ante el mundo. El presidente Barack Obama y el candidato republicano Mitt Romney intercambiaron acusaciones, desmentidas, ataques y contraataques, sin guantes y con la furia del discurso político a flor de piel.

No obstante, Obama pareció tomar la delantera desde el inicio, lo que cimentó el resto del encuentro realizado en la Universidad Lynn, en Boca Raton, Florida, que fue moderado por el veterano periodista de la cadena CBS, Bob Schieffer.

Las diferencias entre Obama y Romney

La situación en Libia abrió el debate y Romney insistió en sus cuestionamientos hacia el rol del presidente Obama. Habló en general acerca del deterioro en el Medio Oriente y atacó a las decisiones de la adminsitración que encabeza el presidente. 'Aplaudo lo hecho por el presidente al eliminar a bin Laden pero no podemos salir matando de este lío', dijo el gobernador republicano.

Obama, por su parte, enumeró los logros en mantener la seguridad en la región y en los golpes dados contra al Qaeda. Y criticó la estrategia de Romney hacia la región. 'Mi estrategia es sencilla. Nosotros iremos tras los malos', respondió Romney.

Obama se sacó los guantes y atacó las idas y venidas de Romney respecto de sus dichos acerca de la región y lo que Estados Unidos debe hacer. 'Usted dijo hace poco que la peor amenaza que enfrentamos es Rusia. Gobernador, la Guerra Fría terminó hace 20 años', dijo Obama. 'Usted tiene que ser claro con nuestros aliados y con el pueblo norteamericano', añadió el presidente.

Siria siguió en las preguntas y ambos contendientes cruzaron acusaciones. Obama aseguró que 'los días de Assad están contados', aunque aclaró que no sería buena política armar a los rebeldes de manera directa, 'como Romney lo postula'. A lo que Romney reiteró que en este momento histórico 'la región necesita liderazgo y eso no ocurre ahora'.

Un mundo pacífico

'Queremos un mundo pacífico, pero eso requiere que nuestro país sea fuerte. El jefe militar de EE.UU., el general Mullen, dijo que la principal amenaza nuestra es el déficit', dijo Romney con un guiño hacia Obama.

La pregunta que siguió fue el rol de Estados Unidos en el mundo. El candidato republicano listó sus conocidos temas de liderazgo, paz, derechos humanos, 'y para que eso ocurra, Estados Unidos necesita estar fuerte. Debemos reforzar a nuestra fuerza militar a largo plazo. No voy a recortar el presupuesto de los militares'.

Obama, por su parte, resaltó el rol de Estados Unidos y los lazos con Israel. 'Pero debemos reducir nuestro déficit, que desafortunadamente, el plan del gobernador Romney no lo hace'. 'Yo tengo un plan para el futuro', respondió el republicano. Y repitió su plan de cinco pasos. Obama le recordó que su plan de 'ayudar a los pequeños emprendimientos' ya lo lo hizo cuando era gobernador. 'Massachussetts estaba en el puesto número 48 entre los estados en esta área porque sus políticas atacaron a los pequeños negocios'.

El presupuestro militar dominó luego el intercambio, con Romney insistiendo en reforzar a las fuerzas militares y Obama, diciendo que los recortes anunciados por el republicano no dan en las cuentas matemáticas. Y Obama pudo dar una estocada. 'Romney, usted cuestiona que ahora tenemos menos barcos que en 1916. Gobernador, también tenemos menos caballos y menos bayonetas, pero no quiere decir que no estamos haciendo nuestro trabajo'.

Irán puso a los contendientes en casi el mismo plano, con Romney coincidiendo con Obama en que Estados Unidos debe estar del lado de Israel y debemos 'incrementar la presión para aislar a Irán con su plan nuclear'. 'Bajo mi administración, Irán no tendrá la bomba atómica', dijo Obama quien reiteró que las versiones sobre el supuesto acuerdo con Irán para el diálogo con EE.UU. no eran verdaderas.

Ahmadinejad y Chávez

Obama y Romney intercambiaron acusaciones y desmentidas cuando se habló de las sanciones contra Irán. 'Todo lo que usted dijo, no es verdad', le dijo el presidente al candidato republicano. 'Estamos cuatro años más cerca de Irán con una bomba nuclear', dijo Romney.

"Desde el principio, el presidente, en su campaña hace 4 años dijo que se reuniría con todas las peores figuras del mundo en su primer año. Se sentaría con (el mandatario venezolano, Hugo) Chávez y (el norcoreano) Kim Jong-Il, con (el exgobernante cubano Fidel) Castro y con el presidente (iraní, Mahmud) Ahmadinejad", apuntó Romney.

El republicano consideró que esas propuestas eran un "honor inusual" del presidente de EE.UU. y que esa postura era una forma de expresar debilidad donde debería haber "fortaleza de EE.UU.".

"Entonces el presidente empezó lo que yo llamo la gira de la disculpa yendo a varias naciones en Oriente Medio y a criticar a EE.UU. Creo que ellos vieron eso como una debilidad", manifestó Romney.

Obama respondió categóricamente y aseguró que nada de eso era cierto.

 El voto latino

Obama mantiene una amplia ventaja sobre su rival republicano entre probables votantes latinos, según una encuesta divulgada hoy.

El sondeo, realizado entre la cadenas televisivas Telemundo y NBC News y el diario "The Wall Street Journal", indicó que el 70 % de probables votantes latinos votaría por Obama y el 25 % lo haría por Romney, exgobernador de Massachusetts.

Aún así, la encuesta revela una pequeña mejora de Romney entre los latinos, ya que el mes pasado, los porcentajes para ambos eran del 71 % y 21 %, respectivamente.

En general, entre los hispanos inscritos para votar, Obama tiene un 69 % de apoyo y Romney, un 23 %, según la encuesta, divulgada unas horas antes del tercer y último debate en la Universidad Lynn en Boca Raton.

Por otra parte, el sondeo demuestra una mejora en el nivel de entusiasmo entre los latinos, cuando faltan 15 días para los comicios generales del 6 de noviembre.

Según la encuesta, el 68 % de los latinos dijo que, en una escala de interés por las elecciones del uno al diez, los hispanos se califican con un nueve o diez, comparado con el 59 % que dijo lo mismo el mes pasado.

Aún así, el entusiasmo entre los latinos es menor de lo que fue para esta fecha en los comicios presidenciales de 2008, cuando el 76 % de los latinos se colocó en el grupo de electores con un nivel de interés electoral "de nueve a diez" en esa escala, señaló la encuesta.

Agregó que los dos debates presidenciales realizados hasta ahora "no parecen haber tenido un gran impacto entre los latinos", ya que el 35 % de los votantes hispanos dijo que esos encuentros no ha afectado a su intención de voto.

Entre los que vieron los debates, el 48 % dijo que se inclinaba más por Obama y el 14 % por Romney, indicó la encuesta.

Aunque la tasa de aprobación del mandatario estadounidense se sitúa en un 66 %, esta ha tenido una baja del 7 % respecto al mes pasado.

Romney, por su parte, "sigue teniendo un problema de imagen" entre los votantes latinos: el 57 % de éstos dijo tener una impresión negativa del exgobernador, y sólo el 26 % tiene una impresión positiva, según el sondeo.

Terra