publicidad
15 de marzo de 2014 • 09:07 AM

Avión perdido fue desviado en forma deliberada, dice primer ministro de Malasia

Un socorrista observa con binoculares durante la búsqueda del vuelo MH370 de Malaysia Airlines en el estrecho de Malacca, Indonesia, mar 14 2014. La investigación sobre la desaparición de un avión de Malaysia Airlines se centra cada vez más en la sospecha de que el vuelo fue desviado deliberadamente, ya que la evidencia sugiere que se dirigía hacia las islas Andamán fuera de su curso, dijeron fuentes familiares con la pesquisa.
Foto: Junaidi Hanafiah / Reuters
 

El avión perdido de Malaysia Airlines parece haber sido desviado deliberadamente después de que alguien a bordo apagó sus sistemas de comunicaciones, dijo el sábado el primer ministro malasio, Najib Razak.

Una semana después de la desaparición del vuelo MH370, Najib afirmó que su última transmisión de datos satelitales tuvo lugar casi siete horas después de que desapareció de las pantallas de radar.

Pero los datos satelitales no entregaron una localización precisa y el desvío de la aeronave pudo llevarla a cualquier lugar desde Asia central hasta el sur del Océano Indico, agregó.

Minutos después de que el líder malasio daba a conocer los últimos hallazgos de los investigadores, la policía allanó la casa del capitán de 53 años del avión perdido, en busca de cualquier evidencia que demuestre que pudiera haber estado involucrado en juego sucio.

El Boeing 777-200ER de Malaysia Airlines desapareció mientras volaba desde Kuala Lumpur a Pekín en la madrugada del 8 de marzo con 239 personas, entre pasajeros y tripulantes.

Najib, que ofreció su primera conferencia de prensa desde la desaparición de la aeronave, confirmó reportes de que los investigadores creen que alguien apagó los sistemas de comunicación del avión, incluyendo a su transpondedor, y que luego el MH370 se desvió hacia el oeste, lejos de su ruta programada.

"A la vista de los últimos hallazgos, las autoridades malasias han reenfocado su investigación en la tripulación y los pasajeros a bordo", dijo.

"Pese a las informaciones de prensa sobre un secuestro del avión, quiero ser muy claro, aún estamos investigando todas las posibilidades sobre lo que provocó la desviación del MH370", añadió Najib.

Las operaciones de búsqueda de barcos y aviones de más de una docena de países fueron canceladas en el Golfo de Tailandia y en el Mar de China Meridional al este de Malasia, donde el avión perdió el contacto con las pantallas de tráfico aéreo civil a la 1:22 a.m. del sábado pasado (1722 GMT del viernes).

Malasia afirmó que nuevos datos mostraron que la última comunicación entre el avión perdido y los satélites tuvo lugar a las 8:11 a.m. hora local (0011 GMT), casi siete horas después de que dio la vuelta y cruzó la Península de Malaca.

El dato no mostró si el avión aún estaba volando, ni su posición en ese momento, lo que ha presentado a los investigadores una amplia gama de posibles últimas localizaciones.

Un tiempo de vuelo de siete horas más probablemente lo habría llevado al límite de su carga de combustible.

DOS CORREDORES

Najib dijo que el análisis de la última comunicación del avión con los satélites lo ubicaba en algún lugar en uno de dos corredores: un corredor norte que va desde el norte de Tailandia a la frontera entre Kazajistán y Turkmenistán, o un corredor sur entre Indonesia y el vasto Océano Indico sur.

"Claramente, la búsqueda del MH370 ha entrado en una nueva fase", sostuvo Najib, cuyo Gobierno ha sido criticado por su lenta divulgación de información acerca de lo que es uno de los mayores misterios de la historia de la aviación.

La India reforzó su búsqueda en dos áreas a petición de Malasia, una alrededor de las islas Andamán y Nicobar y otra más al oeste, a lo largo de la Bahía de Bengala, pero no encontró evidencias que señalen a que el avión haya caído en sus aguas, dijo el Ministerio de Defensa.

Casi dos tercios de los pasajeros del vuelo son chinos y Pekín se muestra cada vez más impaciente por la velocidad y coordinación del esfuerzo de búsqueda de Malasia.

El sábado, China dijo que había exigido que Malasia siga entregando una información más minuciosa y exacta, y agregó que enviará a un equipo técnico a Malasia para colaborar con la investigación.

Pese al misterio que rodea a la desaparición del vuelo, los investigadores se muestran cada vez más escépticos a la posibilidad de un accidente debido a la forma deliberada en que fue desviado y en que se cortaron sus comunicaciones.

Fuentes con conocimiento de la investigación dijeron a Reuters el viernes que creían que el avión siguió una ruta de navegación comercial usada habitualmente cuando fue rastreado por última vez el sábado, al noroeste de Malasia.

La sospecha ha reforzado la teoría de que habría sido desviado por el piloto o el copiloto, o alguien con conocimiento detallado de cómo volar y navegar un gran avión comercial.

No han aparecido detalles de pasajeros o tripulantes con vínculos de militancia o problemas psicológicos que puedan explicar el motivo para sabotear el vuelo.

El experimentado capitán, Zaharie Ahmad Shah, era un entusiasta del vuelo que pasaba sus días libres jugando con un simulador de vuelo del avión que había montado en su casa, dijeron actuales y ex compañeros de trabajo.

Funcionarios de Malaysia Airlines no creen que Shah haya saboteado el vuelo.

El copiloto de 27 años, Fariq Abdul Hamid, era religioso y serio con su carrera, dijeron sus familiares y amigos, quienes refutaron informes de prensa que sugieren que era descuidado en su trabajo y que le gustaba seducir a mujeres e invitarlas a la cabina de mando.

Funcionarios del servicio estatal de navegación aérea en Kazajistán no estaban disponibles de inmediato para comentar, mientras que funcionarios de aviación estatal de Turkmenistán solicitaron que las consultas fueran enviadas al Ministerio de Relaciones Exteriores.

El Ministerio de Aviación de Afganistán dijo que sus controladores de tránsito aéreo están seguros que el avión perdido no cruzó por el espacio aéreo del país.

En tanto, un portavoz de la autoridad aeroespacial civil de Pakistán dijo: "No hemos recibido solicitud alguna de las autoridades de Malasia para ayudar, ni tampoco tenemos información sobre el paradero del avión".

(Reporte adicional de Niluksi Koswanage, Yantoultra Ngui,; Al-Zaquan Amer Hamzah y Stuart Grudgings en Kuala Lumpur; Greg; Torode en Hong Kong; Tim Hepher en París; Paul Sandle en Londres; Mark Hosenball, Andrea Shalal, Will Dunham, Phil Stewart y; Roberta Rampton en Washington; Sanjib Kumar Roy y Nita Bhala en Puerto Blair, India; Jane Wardell en Sídney; y Sruthi Gottipati, Frank Jack Daniel y Douglas Busvine en Nueva Delhi. Escrito por Alex Richardson y Stuart Grudgings. Traducido por Janisse Huambachano/Patricio Abusleme. Editado en español por Patricio Abusleme)

Reuters en español Reuters - Esta publicación incluye información y datos que son de propiedad intelectual de Reuters. Queda expresamente prohibido su uso o el de su nombre sin la previa autorización de Reuters. Reservados todos los derechos.