publicidad
12 de abril de 2013 • 10:57 AM

Kerry advierte a Norcorea que no dispare misil

El secretario de Estado norteamericano John Kerry y el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Yun Byung-se, posan para los fotógrafos antes de reuniones privadas en Seúl, el viernes 12 de abril de 2013.
Foto: Paul J. Richards, Pool / AP
 

El secretario de Estado norteamericano John Kerry advirtió el viernes a Corea del Norte que no pruebe un misil de mediano alcance, al tiempo que rechazó un nuevo informe de inteligencia estadounidense que sugiere que Pyongyang ha progresado significativamente en su programa de armas nucleares.

En el primero de cuatro días de conversaciones en el este de Asia, y en momentos en que se intensifican las amenazas norcoreanas, Kerry dijo a la prensa en Seúl que Pyongyang y su joven y enigmático gobernante sólo incrementarán su aislamiento si disparan el misil que funcionarios estadounidenses creen tiene un alcance de unos 4.000 kilómetros (2.500 millas), suficiente para llegar al territorio estadounidense de Guam.

"Si Kim Jong Un decide lanzar un misil, ya sea que cruce el Mar de Japón o en otra dirección, estará optando obstinadamente por ignorar a toda la comunidad internacional", afirmó Kerry. "Y eso será una provocación y un acto indeseable que caldeará la atmósfera entre la gente".

Kerry dijo que Kim cometerá "un enorme error" si prueba el misil.

"(El disparo) aislará aún más a su país y aislará aún más a su pueblo que está desesperado por alimentos, no por lanzamientos de misiles", advirtió. "Están desesperados por tener una oportunidad, no por un gobernante que ande flexionando sus músculos".

La gira diplomática de Kerry, aunque ya estaba prevista con mucho tiempo de anticipación, es inusual en el hecho de que lo trae directamente a una región donde se han intensificado las tensiones y precisamente en momentos en que Corea del Norte amenaza con tomar acciones militares.

A menudo el gobierno norcoreano programa sus ejercicios bélicos o pruebas nucleares para atraer la mayor atención, y la sola presencia de Kerry en la península conlleva el peligro de que Pyongyang la aproveche para implementar otra provocación. Otra fecha importante es el 101er cumpleaños del fundador del país, Kim Il Sung, el 15 de abril.

Después de reunirse con el presidente surcoreano Park Geun-Hye y el ministro del Exterior, Yun Byung-se, Kerry examinó un informe de inteligencia que sacudió el jueves a Washington. En él se sugiere que Corea del Norte tiene ahora los conocimientos para armar un misil balístico con una ojiva nuclear, incluso si las armas carecen de confiabilidad.

Tras citar la evaluación del Pentágono, Kerry rechazó esa conclusión y dijo que Pyongyang todavía no ha desarrollado ni probado totalmente las capacidades nucleares necesarias para esa fase.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.