publicidad
23 de diciembre de 2012 • 06:45 PM

El auge imparable de las supermodelos árabes

 

Las supermodelos árabes están haciéndose un hueco en la industria de la moda y están transformando la manera como se percibe a las mujeres árabes en el resto del mundo.

Hind Sahli es marroquí, ha estado modelando desde hace unos años y ha trabajado con firmas como Marc Jacobs, Kenzo y Vera Wang.

Ella resume su éxito en un par de frases. "Al mundo de la moda le gusta lo nuevo. Todo lo que sea nuevo es bueno".

Pero la diversidad y la cultura del mundo árabe resultan también atractivas para los que trabajan en la industria de la moda.

"A los diseñadores y fotógrafos les gusta que no seamos todas iguales y también que tengamos una cultura tan grande, es tan diferente de otras, nos podemos inspirar en muchas cosas", dice.

Al proceder de una cultura conservadora, la reacción a su carrera como modelo fue mixta.

"Sobre todo he recibido reacciones positivas. La mayor parte de la gente cree que es bueno tener una modelo marroquí. También he recibido mensajes de algunas chicas jóvenes en Facebook preguntándome cómo lo hice y cómo comencé", dice.

"Sólo ha habido un par de reacciones negativas de algunas personas, pero no me importa, soy feliz haciendo lo que hago".

Pero no es sólo Hind Sahli quien se está labrando un nombre en la industria. Otras modelos también han logrado abrirse camino, como Hanaa ben Abdesslem, de Túnez, quien ha conseguido lo que se puede llamar el santo grial del modelaje: un contrato con una compañía de cosméticos, Lancôme.

Shaista Gohir, directora de Muslim Women's Network UK (red de mujeres musulmanas de Reino Unido) y activista en defensa de los derechos de las mujeres cree que en Occidente hay un estereotipo de las mujeres árabes musulmanas y que estas modelos ayudarán a que eso cambie.

"Es una elección profesional definitivamente revolucionaria y atrevida, en particular porque en esa parte del mundo son bastante tradicionales.

"Siempre se necesita esa primera persona que abra la brecha, rompa con los estereotipos e inspire a otras chicas", explica.

"Creo que los estereotipos vienen de los medios que muestran a las mujeres árabes con velo y sin voz, y sólo tienes que mirar a la lista de las 100 mujeres árabes más poderosas que se publica cada año para ver una imagen bastante diferente de las mujeres de esa parte del mundo".

Muchas de las modelos proceden de un entorno musulmán, dice Hind Sahli, que se define como musulmana practicante.

Dice que sus parientes más distantes pueden tener un problema con esto, pero sus padres la han animado.

"Mi mamá elige vestir el hiyab, es su elección. Mi papá, mi mamá y todos practicamos la religión islámica, rezando y todo eso".

Un mercado por explotar

Hay un floreciente mercado juvenil en potencia en el mundo árabe, y los diseñadores y las marcas quieren acceder a él.

Una forma de hacerlo es utilizando modelos árabes, porque los consumidores quieren comprar un producto promocionado por alguien que se les parezca.

Lauretta Roberts es directora de Fashion Forecasters WGSN y cree firmemente que la aparición de modelos árabes marca un hito para la industria de la moda.

''Las modelos son retratadas de forma más comercial y cotidiana. Quizá no parece tan revolucionario como en realidad es, porque no se pone tanto énfasis en la cultura de la que proceden", cuenta.

"Son retratadas exactamente de la misma manera que cualquier modelo de Europa del Este o América y creo que eso es algo increíblemente positivo. Hubo una serie de modelos que rompieron el molde en los años 70, por ejemplo alguien como Iman, pero casi siempre eran retratadas de una forma ligeramente exótica".

Según Roberts, otra razón para explicar el auge de las modelos árabes remite al dinero, porque los mercados emergentes están en Medio Oriente y Asia.

"Los diseñadores y las marcas tienen que acudir donde está el dinero, y en este momento gran parte del dinero está en los estados árabes. Sólo tienes que mirar el mercado de la alta costura, el punto más alto de la moda. Ese mercado solía dirigirse a ricos estadounidenses", dice.

"Actualmente, si miras los shows, todo se hace para atraer al consumidor árabe porque es el que ahora puede permitirse esos gastos".

Al mismo tiempo que el auge de las modelos árabes, se ha producido la Primavera Árabe y algunas cosas empiezan a cambiar lentamente para las mujeres árabes en Medio Oriente.

Hind Sahli se siente orgullosa de contribuir al cambio aunque sea con pequeños pasos.

''El hecho de que yo me marchara, que esté trabajando y me vaya bien le dará a otras chicas jóvenes el valor de hacerlo".

BBCMundo.com Derechos reservados. Todos los derechos de los contenidos de este sitio (incluidos los de autor) son propiedad de la British Broadcasting Corporation (BBC,Corporación Británica de Radiodifusión).