España

publicidad
19 de octubre de 2013 • 02:17 PM

Investigadores de asesinato en España de niña adoptada analizan a sus padres

 

Los investigadores del asesinato en España de una niña de 12 años trabajan sobre un "razonamiento perverso" para esclarecer el crimen, analizando el comportamiento de sus padres adoptivos, en prisión provisional como principales sospechosos.

Así lo indicaron a EFE fuentes cercanas a la investigación del asesinato de Asunta, una niña de origen chino que apareció muerta el 22 de septiembre en una pista forestal cerca de Santiago de Compostela (noroeste de España).

El periodista Alfonso Basterra y la abogada Rosario Porto, quienes adoptaron a la menor cuando esta aún no tenía un año, están imputados por su asesinato, cuya investigación "removerá conciencias", según auguran las mencionadas fuentes.

En esa línea, el periódico La Voz de Galicia publica hoy que en la instrucción, la hipótesis que predomina es que los padres de la víctima actuaron "de común acuerdo"; en el caso de él, por una dependencia; y en el de ella, porque se habría cansado de ser madre.

El diario se refiere a una nueva vida en la que Rosario Porto había decidido cerrar su despacho de abogada, dimitir como cónsul honorario de Francia en Santiago de Compostela y separarse de Basterra.

Tanto Rosario Porto como Alfonso Basterra, los únicos imputados en este crimen, han negado las alegaciones que pesan sobre ellos, mientras que esta semana el tribunal de Santiago de Compostela que se ocupa del caso anunció que será un jurado popular el que decida sobre el mismo.

Los exámenes forenses revelaron que Asunta había sido sedada con un fármaco contra la ansiedad, cuya compra requiere de prescripción médica.

En los autos de prisión, apelados infructuosamente por los imputados, el magistrado José Antonio Vázquez Taín, ve "clara" la presunta participación de Porto en la muerte.

Sobre Basterra, el magistrado indicó que este estaba "con Asunta en dos incidentes anteriores en los que la menor sufrió también presuntas ingestas de fármacos".

Los padres adoptivos de la niña están en prisión preventiva por riesgo de fuga desde el 27 de septiembre y a ambos se les ha aplicado el protocolo de prevención de suicidio.

En el auto, el juez manifestó que del mismo modo que Porto "groseramente ha cambiado su versión" sobre lo que hizo la niña el día antes de su muerte, "podría intentar cambiar todas las explicaciones ofrecidas a sus incongruencias".

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.