Internacional

publicidad
27 de julio de 2012 • 07:20 PM

Gran invento: línea telefónica para insultar sin límite

Insultar al operador telefónico hasta sería bueno para la salud.
Foto: THINKSTOCK
 

En un nuevo servicio contra el estrés, y en una muestra más de cuánto tarda el hombre en darse cuenta de soluciones tan simples. (La rueda y la valija, por ejemplo, creadas por separadas hace siglos y unidas recién en las últimas décadas.) Los insultos al operador telefónico son casi tan viejos como la telefonía y sin embargo, hasta ahora no existía un número donde llamar e insultar sin límite a manera de catarsis.

El invento es obra de dos alemanes Raul Schulte y Alexander Branderburguer, quienes inventaron esta línea para que personas pasivo- agresivas puedan descargar toda su ira sin herir a nadie.

Mucho para explicar no hay: se marca un número determinado y cuando el operador atiende, hay vía libre para insultarlo de arriba a abajo. Para hacerlo más interesante, el operador no sólo escucha, sino que también responde, haciendo enojar al insultador para que éste pueda descargar hasta su última gota de ira.

Sus creadores sienten que su invento además es buena para la salud, porque según los expertos, no es bueno para las personas acumular y acumular enojos, porque eso luego explota de repente.

Todo por 1,49 euros el minuto.
 

Terra