publicidad
20 de septiembre de 2012 • 10:55 AM • actualizado a las 11:02 AM

Embajador Stevens avisó que estaba en lista de Al Qaeda

El video "La Inocencia de los Musulmanes" ha desatado protestas en el mundo musulmán.
Foto: Getty Images
 

Una fuente cercana al fallecido embajador estadounidense, Chris Stevens, dijo a CNN que en los meses previos a su muerte, el diplomático estaba preocupado por lo que él llamó "amenazas a la seguridad de nunca acabar" en Bengasi y mencionó que su nombre estaba en una lista de aciertos de Al Qaeda.

Stevens mencionó específicamente que había un aumento en el extremismo islámico y que la presencia de Al Qaeda estaba creciendo en Libia, según la fuente.

Matthew Olsen, director del Centro contra el Terrorismo en Estados Unidos, dijo el miércoles que era poco probable que Stevens y su equipo de seguridad fuera asesinado por manifestantes aislados.

“Yo diría que sí, ellos fueron asesinados en un ataque terrorista en nuestra embajada”, dijo Olsen en una audiencia con el Departamento de Seguridad Nacional.

Subsecretario de estado en Libia

Mientras, sigue la investigación el subsecretario de Estado estadounidense, William J. Burns, llegó hoy a Libia para reunirse con las autoridades de este país, nueve días después de la muerte del embajador norteamericano, Chris Stevens.

Según confirmaron a EFE fuentes gubernamentales, Burns se reunirá con el primer ministro saliente libio, Abderrahim Al Kib.

La noche del pasado 11 de septiembre, coincidiendo con una protesta ante la legación diplomática de Estados Unidos en Bengasi por el video "La Inocencia de los Musulmanes" sobre Mahoma, un grupo de hombres armados asaltó la sede del consulado.

En el ataque, cuya autoría aún no se ha esclarecido, murió el embajador y otros tres funcionarios.

Anteayer, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, aseguró que su gobierno no tenía indicios de que se fuera a cometer dicho ataque armado.

Clinton señaló que Estados Unidos está trabajando con las autoridades libias para "llevar ante la Justicia a los asesinos", para lo que han viajado a Trípoli miembros del FBI que investigarán de manera conjunta el ataque de Bengasi.

Además, subrayó que Washington está "tomando medidas agresivas para proteger" personal, consulados y embajadas en todo el mundo, para lo cual se ha iniciado una revisión extraordinaria de la seguridad necesaria en los lugares más expuestos a las protestas contra el vídeo considerado antimusulmán por los países islámicos.

Tras el asalto mortal, Washington envió 50 marines y dos buques de guerra, equipados con misiles de crucero, a Libia para proteger sus instalaciones diplomáticas.

Terra/EFE Terra