publicidad
29 de junio de 2012 • 02:47 PM • actualizado el 30 de junio de 2012 a las 09:43 AM

Explota coche bomba en México a dos días de elecciones

Vista general de un automóvil bomba que explotó este viernes frente a la alcaldía de Nuevo Laredo. Foto: EFE en español
Vista general de un automóvil bomba que explotó este viernes frente a la alcaldía de Nuevo Laredo.
Foto: EFE en español
 

A dos días de que se realicen elecciones presidenciales en México, siete personas resultaron heridas al explotar un carro bomba este viernes frente a la Alcaldía de la ciudad mexicana de Nuevo Laredo, en la frontera con Estados Unidos, precisó el Gobierno del nororiental estado de Tamaulipas.

Este domingo se realizan elecciones en México para renovar la presidencia, diputados, senadores y alcaldes, teniendo como marco un panorama de violencia que no cesa.

La explosión, registrada a las 11.15 hora local (16.15 GMT), causó lesiones a siete civiles que se encontraban cerca del lugar donde fue estacionado el automóvil, indicó el Gobierno en un comunicado.

Un portavoz de la Fiscalía de Tamaulipas consultado había informado de al menos cuatro heridos a causa del estallido del carro bomba.

El estallido provocó daños en la fachada del edificio del Ayuntamiento y a once vehículos que se encontraban estacionados en las inmediaciones, señala la nota.

El Gobierno de Tamaulipas condenó los hechos, "giró instrucciones para apoyar en todo lo necesario a las víctimas" y dispuso el reforzamiento de los operativos de seguridad en la ciudad.

Al lugar arribaron miembros de Protección Civil y de socorro, quienes atendieron a los heridos y los trasladaron a hospitales cercanos, mientras que las fuerzas federales acordonaron el área e iniciaron las investigaciones.

El carro bomba estalló a escasos metros del lugar donde el alcalde de esa ciudad, Benjamín Galván, suele estacionar su vehículo. Hasta ahora se desconoce si el edil se encontraba en sus oficinas.

En los últimos meses la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo ha sido escenario de cruentos enfrentamientos entre sicarios del cartel de Sinaloa y de Los Zetas, dos grupos criminales que se disputan el control de esta zona del noreste de México.

El Ejército sustituyó hace más de un año en las calles de la urbe a la Policía Municipal, sometida a exámenes de confianza, en labores de seguridad pública para tratar de pacificar la ciudad.

Agencias Terra