publicidad
18 de septiembre de 2012 • 07:35 AM • actualizado a las 07:36 AM

Identifican cadáveres mutilados encontrados en México

Trabajadores forenses realizan el levantamiento de 17 cadáveres el domingo 16 de septiembre de 2012, en la carretera que une los estados de Michoacán y Guadalajara.
Foto: EFE en español
 

Las autoridades mexicanas identificaron a seis de los 17 cadáveres encontrados el domingo en el estado de Jalisco, oeste de México, dos de ellos con registro de militares y otros cuatro con antecedentes penales, informó este lunes la Fiscalía estatal.

What is Your Idea for a Better Country?

Este domingo, la policía de Jalisco encontró los cuerpos sin vida de 17 hombres, todos con tiro de gracia, semidesnudos y atados con sogas y cadenas, cerca del poblado de Tizapán el Alto, en la zona limítrofe con el Estado de Michoacán.

 Las huellas dactilares de los cadáveres fueron cotejadas con un registro de antecedentes en México para determinar su identidad, precisó la fiscalía de Jalisco en un comunicado.

 Uno de los fallecidos fue identificado como Omar Juárez Lucas de 37 años, quien contaba con un registro como soldado de infantería en el Ejército Mexicano, aunque la Fiscalía no precisó su situación actual, si estaba en servicio activo o inactivo, o era desertor.

 La dependencia precisó que otro de los cuerpos coincide con las huellas digitales de Gerardo Nava Sánchez, un desertor del Ejército mexicano y con antecedentes penales en la Fiscalía del estado de Chiapas

 Además, otro de los cuerpos coincide con los registros de Benito Rodríguez Pérez de 46 años, quien fue encarcelado en dos ocasiones en el centro penitenciario de Tecomán en el occidental estado de Colima.

 Según las huellas dactilares, otro de los fallecidos era Pablo Rosas Campos de 52 años, con registros penales en la Procuraduría General de la República y en la fiscalía del Distrito Federal.

 Otro de ellos fue identificado como Porfirio Hernández Rodríguez de 36 años, quien estuvo encarcelado en el centro penitenciario de Pochutla en el sureño estado de Oaxaca.

 El último de los cadáveres identificado fue Joel Cruz Sevilla quien contaba con dos detenciones en la Procuraduría General de la República.

 Los restantes once cuerpos permanecen sin identificar y sus edades oscilan entre los 20 y los 50 años de edad.

 Ninguno de los cuerpos ha sido reclamado por familiares

 Según las primeras investigaciones, varios sujetos que viajaban en camionetas dejaron los cadáveres apilados en el ejido Modelo en un tramo de la carretera Guadalajara-Morelia y se dirigieron hacia el estado de Michoacán, por lo que las autoridades no descartan que pudieran haber sido asesinados en otra entidad.

 Las autoridades no han dado a conocer las posibles hipótesis sobre las causas o cuál grupo criminal pudo haber cometido los homicidios.

 En mayo pasado fueron encontrados en dos camionetas en la ciudad de Guadalajara, capital de Jalisco, los cadáveres desmembrados de 18 personas en la carretera a Chapala, homicidios atribuidos al grupo criminal Los Zetas y en el que también habrían participado miembros del grupo La Resistencia.

 El suceso de este domingo se produjo después de que el pasado viernes se localizaron 16 cadáveres en el norteño estado de Tamaulipas, 7 en el municipio de San Fernando y otros 9 que aparecieron colgados de un puente en Nuevo Laredo, fronteriza con EE.UU.

Terra Terra/EFE