Papa Francisco

publicidad
16 de febrero de 2013 • 09:40 AM • actualizado a las 10:03 AM

Vaticano plantea adelantar elección del Papa

El papa Benedicto XVI imparte su bendición en el Vaticano el 14 de febrero del 2013. Por segundo día, Benedicto envió un mensaje a su sucesor y a los cardenales que lo elegirán sobre la dirección que debe seguir la Iglesia católica después de su retiro. Aunque estas declaraciones fueron claramente consideradas el canto del cisne de Benedicto antes de retirarse, la influencia que seguirá ejerciendo en el futuro es objeto de intenso debate
Foto: Alessandra Tarantino / AP
 

El Vaticano planteó el sábado la posibilidad de que el cónclave para elegir al próximo Papa comience antes del 15 de marzo, la fecha más próxima posible de acuerdo a las actuales normas que obligan a que pase un periodo de espera de entre 15 y 20 días desde el momento en que el papado queda vacante.

 

El portavoz del Vaticano, reverendo Federico Lombardi, dijo que las reglas del Vaticano sobre la sucesión papal están abiertas a interpretación y "éste es un aspecto en discusión entre la gente".

"Es posible que las autoridades de la iglesia puedan preparar una propuesta que sea examinada por los cardenales el primer día posterior a la vacante papal" para anticipar el inicio del cónclave, dijo Lombardi.

Explicó que la norma del compás de espera de entre 15 y 20 días está vigente para permitir la llegada a Roma de "todos aquellos (cardenales) ausentes" con el propósito de participar en el cónclave en las circunstancias ordinarias de reunirse tras la muerte de un Papa.

Pero en este caso, los cardenales saben de antemano que el actual pontificado termina el 28 de febrero con la renuncia del papa Benedicto XVI y tienen bastante tiempo para llegar a Roma a fin de asistir al conclave, agregó.

La fecha del inicio del cónclave es importante porque la Semana Santa comienza el 24 de marzo, con la misa del Domingo de Ramos, y le sigue el Domingo de Pascua, el 31 de marzo.

A fin de tener nombrado un Papa a tiempo para este periodo de la mayor solemnidad litúrgica en el calendario de la iglesia, el futuro pontífice debería estar instalado para el domingo 17 de marzo.

Ante lo apretado de los tiempos, entre las diversas conjeturas figura la concertación de un tipo de acuerdo para adelantar el inicio del cónclave en lugar de seguir estrictamente lo dispuesto por las leyes eclesiásticas.

Las interrogantes sobre el comienzo del cónclave están en el aire desde que Benedicto XVI anunció el 11 de febrero su retiro, con lo cual se convierte en el primer pontífice en 600 años que deja el cargo antes de su muerte.

La decisión del Papa suscitó numerosas preguntas sobre la manera como procederá el Vaticano, debido a que los trámites internos ante la llamada "sede vacante", el periodo entre papados, no comenzará en esta ocasión con la muerte de un pontífice.

Lombardi también facilito más detalles sobre las últimas audiencias de Benedicto XVI y sus planes de retiro. Dijo que 35.000 personas han solicitado boletos para la última audiencia general que efectuará el Papa el 27 de febrero en la Plaza de San Pedro.

Apenas haya dejado el cargo, Benedicto XVI pasará dos meses en el retiro veraniego papal en Castel Gandolfo, al sur de Roma, para que concluyan la remodelación en lo que será su casa de retiro, un monasterio readecuado al interior de los muros del Vaticano.

Esto significa que previsiblemente Benedicto XVI regresará al Vaticano, aunque ya no como Papa, a finales de abril o principios de mayo, indicó Lombardi.

A la pregunta de si es posible que Benedicto XVI se reúna con su sucesor y si participará en la misa de instalación del nuevo pontífice, Lombardi contestó que estos aspectos simplemente no están resueltos aún, como muchas otras interrogantes sobre el término del papado de Benedicto XVI.

___

Nicole Winfield está en Twitter como www.twitter.com/nwinfield

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.