Mundo

publicidad
16 de noviembre de 2012 • 07:45 AM

El TPIY absuelve al exgeneral croata Gotovina de crímenes contra los serbios

 

La Sala de Apelación del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) revocó hoy la pena de 24 años de cárcel dictada contra el exgeneral croata Ante Gotovina con una sentencia que le absuelve de los cargos de crímenes de guerra y lesa humanidad contra los serbios de Croacia.

La misma suerte corrió el excomandante de la policía especial croata Mladen Markac, contra el que pesaban cargos similares a los de Gotovina y a quien el TPIY había condenado en primera instancia a 18 años de prisión.

Los exmilitares croatas, ambos de 57 años, escucharon la noticia de su liberación casi sin inmutarse, mientras que el público desde la tribuna expresó sonoramente su júbilo.

Fuentes cercanas al TPIY indicaron a Efe que con toda probabilidad los acusados sean puestos hoy mismo en libertad, tras cumplirse "una serie de requisitos" formales, dado que el fallo es inapelable.

Croacia, donde Gotovina sigue siendo un héroe nacional, ha anunciado que el ministro de Defensa, Ante Kotromanovic, ha viajado a La Haya en un avión junto a familiares de los dos absueltos para repatriarlos.

Para los jueces, no se ha podido demostrar, como concluyó el Tribunal en primera instancia, que Gotovina y Markac formasen parte de una "empresa criminal conjunta" con el objetivo premeditado de expulsar a los serbios de la autodeclarada "República Serbia de Krajina" en Croacia.

Al no haber un plan premeditado para la comisión de los crímenes, una de las bases de la acusación de la Fiscalía, los magistrados absolvieron y ordenaron la "inmediata" puesta en libertad de los exmilitares croatas.

La Fiscalía basaba sus acusaciones en la existencia de esa confabulación conjunta, orquestada desde la presidencia del ya fallecido político nacionalista croata Franjo Tudjman.

En la llamada "Operación Tormenta", una ofensiva croata contra la minoría serbia en 1995, se estima que perecieron al menos 150 civiles serbios y entre 150.000 y 200.000 personas de esa nacionalidad fueron deportadas.

Muchas de las víctimas eran ancianos que perecieron carbonizados en sus casas, según la acusación.

Los jueces anularon hoy los cargos de persecución, asesinato y actos inhumanos al no poder demostrar que los ataques de las fuerzas dirigidas por Gotovina y Markac fuesen "ilegales".

La sentencia también indicó que Gotovina "tomó todas las medidas necesarias para mantener a sus tropas bajo control".

Gotovina y Markac estaban acusados por crímenes de guerra y lesa humanidad contra los serbios de Croacia en 1995, durante y después de la operación "Tormenta" con la que recuperaron el control de la región de Krajina.

El tercer encausado por esta ofensiva, el general Ivan Cermak, ya fue puesto en libertad por falta de pruebas en abril de 2011, cuando se falló la sentencia en primera instancia.

Gotovina, que fue detenido en Tenerife (España) en 2005, ha mantenido su inocencia durante el juicio, en el que los fiscales pidieron una pena de 27 años de reclusión para él y otra de 17 para Marcak.

En Croacia, que tiene prevista su entrada en la Unión Europea el próximo 1 de julio de 2013, miles de personas siguieron la retransmisión de la sentencia a través de una pantalla gigante situada en el centro de Zagreb.

Tras estar huido y en paradero desconocido desde 2001, Gotovina fue detenido el 7 de diciembre de 2005, mientras que Cermak y Markac se habían entregado voluntariamente un año antes al Tribunal, con sede en La Haya.

La cooperación de las autoridades croatas con el TPIY para la captura de Gotovina fue un punto clave para que la UE avanzara en las negociaciones de adhesión con Croacia, que dieron comienzo en octubre de 2005 tras un informe favorable de la entonces fiscal jefe del tribunal, la suiza Carla del Ponte.

Hoy, la Comisión Europea dijo "tomar nota" del fallo definitivo de la Corte, expresó su solidaridad con todas las víctimas del conflicto y confió en que Croacia "siga mirando al futuro" y no vuelva a reabrir heridas de la guerra.

El Gobierno serbio, por su parte, acusó al TPIY de aplicar una "justicia selectiva" y aseguró que la absolución de Gotovina y Markac pone en peligro el principio mismo del castigo de los crímenes de guerra, por el que se ha juzgado o juzga a varios de los principales responsables serbios durante la Guerra de los Balcanes.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.