Mundo

publicidad
18 de enero de 2013 • 04:42 PM • actualizado el 18 de enero de 2013 a las 07:32 PM

Estadounidense figura entre los rehenes muertos en Argelia

Una persona no dentificada que estaba como rehén recibe atención médica después de que resultara herida durante una operación militar contra extremistas islámicos en una planta de gas en Argelia, el viernes 18 de enero de 2013.
Foto: AP
 

El Ejército argelino continúa la operación que comenzó el jueves para intentar rescatar a los rehenes que todavía continúan en manos de un grupo de terroristas en las instalaciones de gas de In Amenas, en el sureste del país, en la que al menos han muerto doce rehenes argelinos y extranjeros, entre ellos un estadounidense, y dieciocho terroristas.

El ministro de Comunicación de Argelia, Mohamed Said, explicó este viernes a la televisión estatal que la intervención inmediata de las fuerzas especiales del Ejército, que tomó por sorpresa a algunos líderes occidentales, fue necesaria para evitar "una verdadera catástrofe y una masacre".

El ministro subrayó que los terroristas cuentan con explosivos, misiles y lanzacohetes y están determinados a cumplir las órdenes que recibieron, llevar a los rehenes a Mali.

Según los datos oficiales, 573 argelinos han sido rescatados, así como un centenar de ciudadanos extranjeros, por lo que una treintena de trabajadores extranjeros continúan aún en el vasto complejo gasístico, algunos de ellos escondidos y otros en manos de los captores.

El grupo salafí que el miércoles asaltó la planta de gas, denominado "Los que firman con sangre", declaró a través de la agencia privada mauritana ANI que todavía mantiene a siete occidentales en su poder.

Los asaltantes insistieron en que en un bombardeo lanzado el jueves por el Ejército argelino durante la operación de rescate, 35 rehenes y 16 islamistas perdieron la vida. Unas cifras que difieren del balance dado hasta el momento por las autoridades argelinas.

Un estadounidense muerto

Funcionarios de Estados Unidos informaron que un trabajador estadounidense fue hallado muerto mientras el gobierno del presidente Barack Obama busca garantizar la liberación de estadounidenses que aún siguen secuestrados por los milicianos en el tercer día de la toma de la planta en el Sahara.

Los funcionarios identificaron al estadounidense como Frederick Buttaccio, residente de Texas, pero desconocen la manera en que murió. Agregaron que funcionarios de Estados Unidos recuperaron los restos de Buttaccio el viernes y han notificado a sus familiares. Los funcionarios hablaron a condición de mantener el anonimato debido a que no están autorizados a hablar sobre el tema.

Los individuos armados, por su parte, propusieron un canje de dos trabajadores estadounidenses secuestrados a cambio de dos figuras terroristas encarceladas en Estados Unidos, según un comunicado que recibió un sitio noticioso mauritano que a menudo difunde noticias de los extremistas norafricanos.

El Departamento de Estado norteamericano confirmó que algunos estadounidenses continúan como rehenes en Argelia.

A la pregunta de la propuesta de los extremistas de canjear a dos rehenes estadounidenses por personalidades terroristas encarceladas en Estados Unidos, la portavoz del Departamento norteamericano de Estado, Victoria Nuland, dijo que "Estados Unidos no negocia con terroristas".

La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton exhortó a Argelia a que haga todo lo posible por proteger a los rehenes restantes.

Clinton dijo que en sus conversaciones del viernes con el primer ministro argelino Abdelmalek Sellal ella enfatizó que "debe adoptar el mayor de los cuidados para preservar vidas inocentes".

Terra Terra/Agencias