Mundo

publicidad
09 de febrero de 2013 • 07:51 PM

Norte de Malí: explosión lejana pero potente audible en Gao (AFP)

 

Una explosión lejana pero potente se pudo oír la noche del sábado en Gao, la gran ciudad del norte de Malí arrebata recientemente a los islamistas, constató un periodista de la AFP y confirmó una fuente militar francesa, que la situó a 10 km, en el campo.

La detonación se produjo a las 23H00 GMT y locales, según el periodista de la AFP.

El fragor sordo y lejano indicaba que se trataba de una carga potente accionada a varios kilómetros.

Una fuente militar francesa confirmó la información y precisó que la explosión se produjo "a 10 km del campo" del Ejército francés, instalado en el aeropuerto de Gao.

La fuente dijo no disponer de más precisiones.

Hacia las 00H30 del domingo, helicópteros franceses -el ejército maliense no tiene en la zona- se oían a lo lejos, en las inmediaciones de Gao, según el periodista de la AFP.

La ciudad más poblada del norte de Malí (a 1.200 km al noreste de Bamako) fue recuperada el 26 de enero por los ejércitos francés y maliense a los grupos islamistas armados vinculados a Al Qaida. Gao es la llave de acceso a las aglomeraciones del desierto, Kidal y Tessalit, lejos en dirección al norte, hacia la frontera argelina.

Superados militarmente, bombardeados por la aviación francesa, que les inflige importantes pérdidas, los yihadistas se han replegado en parte hacia el norte.

Otros siguen presentes en los alrededores de Gao, dispersados en los pueblos de la sabana, donde se mezclan con la población, que en parte les es favorable, según vecinos de esos pueblos y fuentes militares francesas y malienses.

Un oficial maliense confió recientemente a la AFP que "en cuanto sales a más de unos kilómetros de Gao, es peligroso".

Los yihadistas parecen haber optado ahora por las técnicas de guerrilla utilizadas por los insurgentes afganos, la colocación de minas y los atentados suicidas.

Un joven kamikaze tuareg activó al amanecer del viernes su cinturón de explosivos en un control de la entrada norte de la ciudad, acto que le costó la vida y heridas leves a un soldado maliense. Este atentado suicida es el primero de este tipo en el conflicto maliense.

Dos hombres que también llevaban cinturones de explosivos fueron detenidos la mañana del sábado cerca de Gao antes de que activaran las bombas.

Por otra parte, los militares descubren minas casi a diario en la región, a menudo artesanales. Este fenómeno empezó unos diez días atrás y lleva causadas al menos seis muertes, dos soldados malienses el 31 de enero y cuatro civiles el miércoles.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.