Mundo

publicidad
27 de agosto de 2012 • 11:37 AM • actualizado a las 12:39 PM

Hallan 17 civiles decapitados en el sur de Afganistán

Sucesos violentos en Afganistán siguen dejando civiles heridos o muertos. En la foto una mujer herida es ayudada por unas personas cerca de una mezquita donde hubo una explosión que dejó 23 lesionados en Kabul, Afganistán, el 15 de agosto de 2012.
Foto: AP
 

Los talibanes decapitaron como castigo a 17 personas, entre ellas dos bailarinas, que celebraban una fiesta en la inestable provincia afgana de Helmand, lo que recuerda los días más oscuros de los islamistas antes de ser derrocados en el 2001.

What is Your Idea for a Better Country?

Los cadáveres fueron hallados el lunes en una casa cerca del distrito Musa Qala, donde se celebró una fiesta el domingo por la noche con música y bailes entre ambos sexos, dijo el gobernador del distrito, Nimatullah.

Hombres y mujeres no se mezclan habitualmente en Afganistán a no ser que sean parientes y las fiestas en las que participan ambos sexos son inusuales y se mantienen en secreto.

Las muertes, que ocurrieron a unos 75 kilómetros al norte de la capital provincial, Lashkar Gah, se producen al comienzo de unas 24 horas violentas para las autoridades afganas y de la OTAN, en la que 10 soldados afganos murieron en un ataque insurgente masivo, también en Helmand, mientras que dos soldados estadounidenses murieron a manos de un soldado afgano.

"Las víctimas celebraban una fiesta con baile y música cuando los talibanes atacaron", dijo el domingo por la noche Nimatullah, que sólo tiene un nombre, a Reuters.

Por el momento nadie se atribuyó la responsabilidad.

Durante sus cinco años en el poder, que terminaron cuando fueron derrocados por fuerzas afganas respaldadas por Estados Unidos llevando a la actual guerra encabezada por la OTAN, los talibanes prohibieron a las mujeres votar, la mayoría de los trabajos y salir de sus casas si no iban acompañadas por sus maridos o un pariente varón.

Aunque esos derechos han ido volviendo, Afganistán sigue siendo uno de los peores países del mundo para ser mujer.

Algunas libertades democráticas también se han visto vulneradas, en lo que los grupos de derechos temen que es un esfuerzo para alcanzar una reconciliación política y un posible reparto de poder con los talibanes.

Reuters Terra