Mundo

publicidad
17 de agosto de 2012 • 06:24 PM • actualizado el 18 de agosto de 2012 a las 05:23 PM

Kasparov, golpeado y arrestado por protestar contra Putin

Garry Kasparov en el momento que es detenido por la policía rusa. El ex campeón mundial de ajedrez encabezó una protesta contra Vladimir Putin por el arresto de un grupo musical.
Foto: AP
 

La organización de derechos humanos Human Rights Foundation denunció que su director, el ajedrecista ruso Garry Kasparov, fue "golpeado" por la policía de su país tras ser detenido a las puertas del juzgado donde tres de las integrantes del grupo punk Pussy Riot fueron condenadas a dos años de prisión. Kasparov podría correr la misma suerte.

"Si alguien dudaba de la naturaleza despótica del régimen ruso, el arresto y la violencia empleada contra alguien que simplemente estaba a las puertas de un juzgado ilustran a la perfección la situación terrible que vive ese país", afirmó el presidente de HRF, Thor Halvorssen, en un comunicado de prensa.

La organización de defensa de los derechos humanos, que tiene su sede en la ciudad de Nueva York, indicó que junto a Kasparov fueron detenidas medio centenar de personas a las puertas del juzgado en Moscú, y detalló que su director "continúa a esta hora todavía en dependencias policiales".

HRF explicó que Kasparov estaba en el exterior del juzgado, "con la intención de asistir al juicio" contra tres de las integrantes del grupo de punk Pussy Riot, cuando la policía "le arrinconó y le arrastró violentamente hasta un furgón", y una vez dentro "le agredieron".

"Es la respuesta perfecta del Kremlin a aquellos que hablaban de liberalismo en Rusia bajo el mandato de (Vladimir) Putin, o a los que creían en una absolución para las Pussy Riot o en el discurso de Putin sobre la indulgencia", afirmó en el mismo comunicado el ajedrecista, que pudo comunicarse por teléfono con la organización.

A raíz del proceso judicial que enfrentan las integrantes de la banda musical, la organización de derechos humanos estadounidense, que hoy condenó la sentencia de prisión a las tres jóvenes, publicó un informe en el que analizaba el caso bajo los parámetros europeos sobre la protección de la libertad de expresión.

En este estudio, Kasparov se pronuncia a favor de la absolución de la banda, asegurando que las jóvenes no habían cometido "ningún crimen", ya que, "aunque su manifestación de protesta pudo ofender a los que estaban en la iglesia aquel día, el suyo constituye un discurso político que debería ser protegido sin condiciones".

Asimismo, Kasparov considera que "encarcelarlas sin fianza es inaceptable" y que "cualquier cosa excepto la absolución será una desgracia y una bofetada en la cara de los estándares civilizados de justicia, así como una prueba más de que la llamada democracia rusa continúa erosionándose bajo el mandato de Putin".

Tres de las cinco integrantes de Pussy Riot, que el 21 de febrero irrumpieron encapuchadas en una catedral moscovita ortodoxa donde comenzaron a tocar la guitarra eléctrica, a bailar en ropa interior y cantar "Madre de Dios, echa a Putin", fueron condenadas hoy a dos años de prisión por "gamberrismo motivado por odio religioso".

El juicio contra el grupo de las Pussy Riot ha levantado una campaña internacional en favor de su libertad a la que se han sumado figuras del mundo musical de la talla de Paul McCartney, Sting, Madonna y Björk y otras bandas como los Red Hot Chili Peppers, entre otros.

EFE Terra Terra