Mundo

publicidad
21 de enero de 2013 • 11:43 PM • actualizado a las 01:26 AM

Tres norteamericanos murieron en secuestro en Argelia

La portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, dijo que otros siete estadounidenses sobrevivieron, e identificó a los fallecidos como Victor Lynn Lovelady, Gordon Lee Rowan y Frederick Buttaccio.
Foto: AP
 

El Departamento de Estado confirmó el lunes que tres ciudadanos estadounidenses se cuentan entre los trabajadores extranjeros que murieron la semana pasada en un ataque y secuestro lanzado por un grupo islamista en una planta de gas de Argelia.

La portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, dijo que otros siete estadounidenses sobrevivieron, e identificó a los fallecidos como Victor Lynn Lovelady, Gordon Lee Rowan y Frederick Buttaccio.

Más temprano, autoridades argelinas habían dicho que 37 extranjeros de ocho nacionalidades diferentes resultaron muertos en el ataque y subsecuente toma de cuatro días de la instalación que terminó en un baño de sangre el sábado.

Nuland dijo que no daría más detalles acerca de los estadounidenses muertos ni de los sobrevivientes por respeto a la privacidad de las familias, pero citó al presidente Barack Obama responsabilizando a los secuestradores islamistas por la tragedia.

"Como dijo el presidente, la culpa de esta tragedia recae sobre los terroristas que la llevaron a cabo, y Estados Unidos condena sus acciones en los términos más duros posibles", señaló.

"Seguiremos trabajando muy cerca del gobierno de Argelia hasta conseguir una comprensión completa del ataque terrorista de la semana pasada y sobre cómo podemos trabajar juntos para combatir tales amenazas en el futuro", agregó.

La planta de gas ubicada en In Amenas fue atacada el miércoles por al menos 32 extremistas fuertemente armados, que según funcionarios argelinos ingresaron al país desde el vecino Malí, donde militantes islamistas lanzaron una rebelión.

La banda tomó como rehenes a trabajadores extranjeros y las fuerzas argelinas respondieron con un asalto inconsulto que no concluyó hasta el fin de semana.

Algunos gobiernos acusaron a Argelia de no haberles informado previamente respecto a la operación que muchos observadores consideraron apresurada, aunque públicamente tanto Washington como sus aliados han manifestado un apoyo cauteloso a la medida tomada por Argelia.

 

Terra