Asia

publicidad
11 de marzo de 2013 • 11:24 PM

El político chino protagonista "caso Ferrari", apartado a puesto honorífico

El político chino Ling Jihua, durante años secretario personal del presidente Hu Jintao y que en 2012 "cayó en desgracia" en la jerarquía comunista tras la muerte de su hijo en un accidente de Ferrari, fue nombrado vicepresidente de la Conferencia Consultiva, puesto honorífico que le aparta del poder.

La Conferencia Consultiva, asamblea complementaria al Poder Legislativo pero cuyas decisiones no tienen valor vinculante, eligió a 23 nuevos vicepresidentes en la tarde de ayer, lunes, y Ling fue el que menos votos de apoyo obtuvo, analizó hoy el diario "South China Morning Post".

Aunque todos los vicepresidentes fueron elegidos por amplias mayorías, en un plenario con 2.191 votantes, llamó la atención que ninguno de los otros elegidos tuvo más de 40 votos en contra o abstenciones, mientras que Ling cosechó 112 (90 en contra).

Ling, quien sonaba antes de la muerte de su hijo como uno de los candidatos a altos cargos en el Partido Comunista en el relevo que hubo en la formación durante el XVIII Congreso del pasado noviembre, obtiene con ello un cargo sin poder real pero que muestra cierta recuperación de su imagen.

El político ocupó hasta septiembre del pasado año la influyente dirección de la Oficina General del Comité Central del Partido Comunista (a efectos prácticos, un ayudante personal de los máximos líderes chinos), cargo que perdió, según muchos observadores, por la mala imagen que produjo el accidente mortal de su hijo, Ling Gu.

El joven falleció en marzo de 2012 cuando conducía de forma temeraria su Ferrari por las calles de Pekín, acompañado de dos mujeres, que resultaron gravemente heridas (una de ellas, además, mostró meses después de recuperarse un súbito empeoramiento de salud y murió).

El suceso confirmó la vida disipada que en ciudades como Pekín llevan muchos "príncipes", como se suele llamar a los descendientes de líderes o altos cargos comunistas: muchos conducen coches de lujo sin respetar las normas de tráfico, y su actitud dista mucho de la establecida en el estricto código de conducta del Partido.

El padre, Ling Jihua, es desde hoy uno de los 23 vicepresidentes de la Conferencia Consultiva, un equivalente chino a una cámara alta pero sin poder legislativo, y que ayer también nombró a su nuevo presidente, Yu Zhengsheng ("número cuatro" en la jerarquía comunista desde noviembre) y de quien llama la atención que su hermano "desertó" en los años 80 a Estados Unidos.

"South China Morning Post" destaca hoy también la retirada de la vicepresidencia de la Conferencia Consultiva de Deng Pufang, hijo del fallecido líder Deng Xiaoping, y el no nombramiento del ministro de Comercio saliente, Chen Deming, quien sonaba como uno de los seguros candidatos al cargo honorífico.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.