Asia

publicidad
11 de marzo de 2013 • 11:21 PM

Filipinas negocia la salida de los milicianos filipinos de Malasia

El Gobierno de Filipinas emprendió conversaciones con los milicianos del sultán de Joló para negociar su salida de la isla de Borneo, donde mantienen un enfrentamiento con las fuerzas malasias, informaron hoy los medios locales.

El ministro filipino del Interior, Mar Roxas, y Esmail Kiram II, hermano del sultán Jamalul Kiram III, se reunieron el lunes para abordar el fin del conflicto que ha causado al menos 62 muertos, incluidos 8 policías malasios y un adolescente.

Roxas afirmó que no es momento de hablar de "retirada" o "rendición" y aseveró que, aunque de momento sólo han tratado de posibles mecanismos y procedimientos formales, las conversaciones han sido positivas.

El Gobierno filipino ha expresado su preocupación por los supuestos abusos cometidos contra 79 filipinos detenidos por su posible relación con los cerca de 200 rebeldes que desembarcaron hace un mes en la provincia malasia de Sabah, en Borneo, para reclamarla como parte del histórico sultanato de Joló.

Además, otros 500 filipinos se encuentran en centros de evacuados en Sabah desde el inicio de los enfrentamientos el 1 de marzo.

Tres días más tarde, las fuerzas de seguridad malasias lanzaron un ataque por tierra y aire contra los milicianos filipinos, quienes se dispersaron por las plantaciones y las aldeas en esta provincia, situada a escasos kilómetros del sur del archipiélago filipino.

El sultán de Joló, el filipino Jamalul Kiram III, envió a sus seguidores a esta parte de Borneo tras entender que sus reivindicaciones sobre este territorio habían quedado fuera del acuerdo marco de paz alcanzado el pasado octubre entre el Gobierno filipino y el Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI), la principal organización separatista de Filipinas.

El sultanato de Joló, establecido en el siglo XV, cedió Sabah a la Compañía Británica de Borneo Norte en 1878 y el territorio se incorporó a Malasia en 1963, contra los deseos del entonces sultán y el Gobierno filipino.

Desde entonces, las autoridades malasias pagan una suma simbólica a los descendientes del sultanato de Joló, que llegó a abarcar partes del sur de Filipinas y el noreste de Borneo y fue anexionado en 1917 por Filipinas, entonces bajo el dominio de Estados Unidos.

El sultán mantiene el título honorífico, aunque Joló (también Sulu) dejó de ser un sultanato para dividirse en varias provincias filipinas que hoy día forman parte de la Región Autónoma del Mindanao Musulmán.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.