Europa

publicidad
12 de septiembre de 2012 • 12:03 PM • actualizado a las 01:18 PM

Rusia, China se unen a Occidente contra Irán en cita nuclear ONU

Imagen de archivo de la sede de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA) en Viena, oct 7 2005. Rusia y China respaldaron a cuatro potencias occidentales el miércoles en la iniciativa de aumentar la presión diplomática sobre Irán para aplacar la preocupación de que esa nación esté desarrollando capacidad para generar bombas atómicas, un día después de que Israel incrementó la amenaza de ataque al estado musulmán.
Foto: Herwig Prammer / Reuters en español

Rusia y China respaldaron a cuatro potencias occidentales el miércoles en la iniciativa de aumentar la presión diplomática sobre Irán para aplacar la preocupación de que esa nación esté desarrollando capacidad para generar bombas atómicas, un día después de que Israel incrementó la amenaza de ataque al estado musulmán.

Estados Unidos, Francia, Alemania y Gran Bretaña acordaron junto con Rusia y China en la agencia nuclear de la ONU una resolución preliminar para aplicar reprimendas a Irán por su programa de enriquecimiento de uranio.

No obstante, las seis naciones dejaron en claro su deseo de hallar una solución pacífica a la disputa que pone a Oriente Medio en riesgo de guerra nuevamente.

Rusia y China, críticos de las sanciones occidentales unilaterales sobre las exportaciones de petróleo iraníes, inicialmente se mostraron reticentes a firmar una resolución contra Irán ante el comité de 35 naciones de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA), dijeron diplomáticos.

En contraste con las declaraciones de Occidente y la IAEA, el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Ryabkov, dijo la semana pasada que no había indicios de un programa nuclear militar en Irán.

Está previsto que el comité de la IAEA vote el jueves el texto sobre el que avanzaron los seis estados y que busca destrabar el estancamiento diplomático y convencer a Irán de que restrinja su actividad nuclear.

No obstante, parece poco probable que la medida, diseñada para mostrar unidad entre las grandes potencias sobre el programa nuclear iraní más allá de las diferentes perspectivas, tenga un impacto inmediato sobre Teherán, que ha continuado con sus actividades atómicas pese a las duras sanciones económicas.

El respaldo de las seis potencias implica que la aprobación por parte del comité es firme, pero los diplomáticos occidentales desean asegurarse un apoyo casi unánime con el fin de aumentar el aislamiento de Teherán, que sospechan que quiere desarrollar capacidad para generar armas nucleares.

Irán asegura que sus tareas con material nuclear sólo tienen fines pacíficos.

En una escalada de la tensión con Irán, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo el martes que si las potencias mundiales se negaban a establecer una línea roja sobre el programa nuclear de Teherán, no podían reclamarle a los israelíes que no ataquen al estado musulmán.

En noviembre, sólo Cuba y Ecuador votaron en contra de una resolución del comité que censuraba a Irán luego de un reporte de la IAEA, la agencia nuclear de Naciones Unidas con sede en Viena, que ofreció detalles de una supuesta investigación de Teherán para la construcción de una bomba atómica.

LA COOPERACIÓN DE IRÁN ES "URGENTE"

El borrador del miércoles expresaban "grave preocupación" por el desafío de Irán a las demandas de la ONU de suspender las actividades nucleares que puedan tener propósitos tanto civiles como militares e instó a Teherán a cooperar con los inspectores de la IAEA y garantizar acceso a diversas instalaciones.

Irán señala que quiere producir electricidad y no bombas.

Israel, considerado el único estado de Oriente Medio armado nuclearmente, ve el hecho de que Irán desarrolle una bomba atómica como una amenaza a su existencia y ha escalado en sus advertencias de una acción militar.

Washington cree que aún hay tiempo para la diplomacia y que las acciones contra Irán pueden cambiar el curso de los acontecimientos.

En su propuesta de resolución, las seis potencias mencionaron el continuo "respaldo a una resolución pacífica de las preocupaciones por parte de la comunidad internacional".

La cooperación iraní con la IAEA "es esencial y urgente con el fin de restaurar la confianza internacional en la naturaleza exclusivamente pacífica del programa nuclear de Irán", indicaron las potencias.

(Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Reuters en español Reuters - Esta publicación incluye información y datos que son de propiedad intelectual de Reuters. Queda expresamente prohibido su uso o el de su nombre sin la previa autorización de Reuters. Reservados todos los derechos.