Europa

publicidad
11 de marzo de 2013 • 02:12 PM

La CE y Consejo de Europa piden a Hungría explicaciones sobre las enmiendas

La Comisión Europea y el Consejo de Europa expresaron hoy su preocupación por las enmiendas a la Constitución húngara aprobadas por el Parlamento del país magiar, y pidieron a las autoridades que eliminen cualquier duda expresada sobre la compatibilidad con los principios y leyes de la UE.

En un comunicado conjunto, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, "toman nota" de la aprobación de las controvertidas enmiendas en el Parlamento húngaro gracias al gobernante partido conservador nacionalista Fidesz, que cuenta con más de dos tercios de los escaños en la Cámara.

Explican que los expertos de ambas instituciones no han podido discutir y clarificar en detalle el contenido de estas enmiendas antes de su aprobación, pero que éstas "generan preocupaciones" con respecto al principio del estado de derecho, las leyes de la Unión Europea (UE) y los estándares del Consejo de Europa.

Tanto el Ejecutivo comunitario como la institución con sede en Estrasburgo (Francia) "analizarán ahora detalladamente estas enmiendas, tal y como fueron aprobadas hoy", señalan Barroso y Jagland en el comunicado difundido en Bruselas.

El presidente de la Comisión Europea y el secretario general del Consejo de Europa también toman nota de la carta que remitió el pasado viernes el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, a Barroso y en la carta que ratificó el "pleno compromiso del Gobierno y del Parlamento húngaros con las normas y valores europeos".

En este sentido, Barroso y Jagland "esperan de las autoridades húngaras que entablen contactos bilaterales con las instituciones europeas con el fin de responder a cualquier preocupación generada en cuanto a la compatibilidad de estas enmiendas con los principios europeos y con las leyes de la UE", señala el comunicado.

Antes del voto, la Comisión Europea advirtió hoy a Hungría de que usará "todos los instrumentos a su disposición" para garantizar que el Estado magiar respete las leyes europeas si las polémicas enmiendas constitucionales que limitan algunos controles democráticos violan las normas de la UE.

Las enmiendas a la Constitución, que entró en vigor en 2012, limitan las competencias del Tribunal Constitucional, las campañas electorales en los medios privados y abren el camino a penalizar, bajo ciertas circunstancias, a las personas sin techo por vivir en la calle.

La mayoría de estas enmiendas afectan a las disposiciones que el Tribunal Constitucional de Hungría anuló en los últimos meses y ahora el Fidesz las incluye en la Carta Magna, para que la alta Corte no pueda analizar su contenido.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.