Guerra en Siria

publicidad
09 de enero de 2014 • 12:22 PM

Mediador dice que captores de monjas de Malula exigen la liberación de presas

 

El grupo que tiene en su poder a las trece monjas de Malula, retenidas por los opositores sirios desde el pasado 2 de diciembre, ha exigido la liberación de unas 200 presas en cárceles del régimen de Bachar al Asad, dijo hoy a Efe uno de los mediadores para la puesta en libertad de las religiosas.

El jefe del Consejo Ortodoxo libanés, Robert Eid, explicó que se está trabajando para la excarcelación de esas presas, que fueron detenidas por las fuerzas gubernamentales sirias en la provincia central de Hama.

Eid agregó que las monjas siguen retenidas en un chalet, propiedad de un cristiano, por una organización insurgente en la población de Yabrud, al norte de Damasco, cuyo cabecilla es de nacionalidad kuwaití y responde al apodo de Abu Anyan.

"La religiosas se encuentran bien y en buen estado de salud, el problema es que no son libres", indicó el mediador, que señaló que las monjas tienen contacto telefónico con sus familias.

En el marco de las gestiones para obtener su liberación, Eid se reunió hoy con el director de la Seguridad Nacional libanesa, general Abas Ibrahim, a quien le pidió que actúe también para conseguir la puesta en libertad de los obispos Bulos Yaziji y Yuhana Ibrahim, secuestrados el 22 de abril en el norte de Siria.

Eid, que estuvo acompañado por familiares de las monjas, entregó a Ibrahim una carta, a cuyo contenido tuvo acceso Efe, en el que afirmó que el Consejo Ortodoxo Libanés, en colaboración con el arzobispado de Beirut y el patriarcado Griego Ortodoxo en Damasco, llevan este asunto, pero que necesitan la ayuda de Ibrahim.

"Es necesaria una intervención rápida y decisiva para obtener la liberación de las monjas y de los obispos", indicó la misiva.

Eid reveló que la respuesta del general fue "positiva" y se mostró a favor de seguir este caso.

Según el mediador, desde el territorio sirio se han llevado ya a cabo esfuerzos negociadores, aunque no quiso dar más detalles por motivos de seguridad: "Tenemos que ser cautelosos", subrayó.

Aun así, se mostró optimista sobre una posible liberación en breve de las monjas, porque "se está trabajando muy duro para ello".

Las mujeres, junto a cuatro huérfanas que vivían con ellas, desaparecieron del convento de Santa Tecla durante la toma por los rebeldes de la población de mayoría cristiana de Malula (al norte de Damasco), donde todavía se habla el arameo, la lengua en la que se expresaba Jesucristo.

El régimen acusó en su día a "terroristas", como denomina a los rebeldes, de haber secuestrado a las religiosas.

Por su parte, el portavoz del Consejo Militar rebelde de Damasco y su periferia, Musab al Jair, negó en declaraciones a Efe que se tratara de un rapto y afirmó que los milicianos se limitaron a garantizar la salida segura de las monjas y que iban a liberarlas pronto.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.