Medio Oriente

publicidad
20 de julio de 2012 • 03:47 AM • actualizado a las 10:37 AM

Diplomático ruso prevé renuncia de Assad; Siria lo niega

El presidente de Rusia Vladimir Putin, derecha, y el ministro de relaciones exteriores Sergey Lavrov participan en una reunión con el primer ministro de Turquía en el Kremlin en Moscú el miércoles 18 de julio del 2012. Rusia se opone enérgicamente a las sanciones al gobierno del presidente Bashar Assad si no retira sus tropas y armamento pesado de las áreas pobladas de Siria dentro de 10 días, tal como estipula una resolución que será sometida a votación en la ONU el jueves 19 de julio del 2012.
Foto: Sergei Karpukhin, Pool / AP
 

El presidente de Siria, Bashar Assad, estaría dispuesto a dimitir "en forma civilizada", consideró el viernes el embajador de Rusia en Francia, Alexander Orlov, pero el gobierno sirio negó la versión de inmediato.

Orlov dijo que la determinación de Assad de aceptar en junio un acuerdo internacional para la transición a un régimen más democrático y su posterior decisión de nombrar a un representante para negociar la transición significaban que estaba preparado para ceder el poder.

Siria parece sumirse en el caos ante la intensificación de los combates en los alrededores de la capital, Damasco, dos días después de que el círculo íntimo del régimen de Assad fue objeto de un ataque que mató a tres altos funcionarios de defensa.

"Personalmente ... creo que será difícil para él (Assad) permanecer en el cargo considerando todo lo que ha ocurrido", expresó Orlov en una entrevista con Radio France Internationale.

Orlov hizo las declaraciones un día después de que Moscú, junto con Pekín, vetó una resolución de la ONU apoyada por Occidente que tenía la intención de presionar al gobierno de Assad para que pusiera fin a la guerra. El viernes vence el plazo dado a las Naciones Unidas para que renueve su misión de observación de 300 miembros en Siria, o dejar que el mandato expire.

El embajador ruso señaló en una entrevista que las dos medidas adoptadas por Assad sobre la transición indicaban que "aceptaba irse, pero irse de forma civilizada".

La televisión estatal siria dijo en seguida que la entrevista había sido sacada de contexto. El vocero de la Embajada de Rusia, Sergei Parinov, afirmó también que las declaraciones del embajador fueron "interpretadas incorrectamente" por los medios internacionales de comunicación.

Parinov dijo a The Associated Press que el embajador sólo volvió a platear la interpretación de Rusia a la respuesta de Assad al acuerdo de Ginebra. Parinov aclaró que las declaraciones del embajador no se referían a ninguna nueva información que hubiera salido el viernes sobre el régimen de Assad.

___

El periodista de la AP Edith M. Lederer en Naciones Unidas contribuyó con este despacho.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.