Medio Oriente

publicidad
04 de octubre de 2012 • 08:20 PM

En Egipto, niños cristianos rompen y orinan sobre el Corán

Residentes y periodistas dijeron que un transeúnte vio como los niños arrancaban páginas de una copia del Corán y orinaban sobre él frente a una mezquita local.
Foto: Getty Images

Dos niños coptos egipcios, acusados de romper una copia del Corán y orinar sobre ella, quedaron bajo un programa de detención de menores, dijo su abogado.

Varios incidentes relacionados con insultos religiosos, incluidas las protestas del mes pasado por una película grabada en Estados Unidos que se burlaba del profeta Mahoma, han incrementado las tensiones entre musulmanes y cristianos en Egipto.

Varios residentes de la población de Marco, en la provincia de Beni Suef al sur de El Cairo, presentaron quejas contra dos hermanos, Mina Nadi, de 9 años, y Nabil Nadi, de 10, que fueron detenidos el martes y acusados de blasfemia, dijo el abogado Gamal Eid.

Residentes y periodistas dijeron que un transeúnte vio como los niños arrancaban páginas de una copia del Corán y orinaban sobre él frente a una mezquita local.

El transeúnte llevó a los dos niños ante un sacerdote local para que condenara el incidente, dijeron los habitantes, pero no quedó satisfecho ante lo que calificó de reprimenda insuficiente por parte del cura, por lo que presentó una queja ante la policía.

No estaba claro de manera inmediata por qué los niños habían actuado así, pero algunos habitantes dijeron que estaban jugando y que nadie les incitó.

Los residentes dijeron que los fiscales habían ordenado que los niños pasaran siete días detenidos, a la espera de una investigación.

Las autoridades reforzaron la seguridad en la población el martes para evitar un estallido de violencia sectaria después de que un grupo de musulmanes se concentrara junto a una comisaría de policía donde los niños estaban retenidos para demandar que fueran procesados, dijeron residentes.

Alrededor del 10 por ciento de los 83 millones de habitantes de Egipto son cristianos, y muchos están preocupados por el ascenso de los islamistas tras la revuelta popular que derrocó a Hosni Mubarak el año pasado.

Reuters Terra