Narcoviolencia

publicidad
01 de agosto de 2012 • 07:31 AM • actualizado a las 07:32 AM

Acusan formalmente a generales mexicanos vinculados al narco

Fotografía fechada el 1 de junio de 2007 muestra al entonces subsecretario de la Defensa Nacional, general Tomás Ángeles Dauahare (derecha), acompañado del subsecretario de Marina, Casimiro A. Martínez Pretelin (izquierda).
Foto: EFE en español
 

Autoridades federales acusaron formalmente a tres generales y un teniente coronel del ejército mexicano de estar vinculados con el narcotráfico, siendo los militares de más alto rango acusados bajo el actual gobierno de tener nexos con un cartel de las drogas.

La Procuraduría General de la República informó en un comunicado este martes que se considera a los militares, que están presos, presuntos responsables de "delincuencia organizada con el propósito de cometer delitos contra la salud".

La dependencia no mencionó específicamente cuál habría su participación con el narcotráfico, aunque en las últimas semanas funcionarios han dicho que se cree que los militares presuntamente brindaban protección al cartel de los hermanos Beltrán Leyva, que en los últimos años se ha visto disminuido y fracturado luego de golpes dados por las autoridades.

El cartel se dividió a raíz de la muerte de su líder Arturo Beltrán en diciembre de 2009 en una acción de la Marina en las afueras de la ciudad de México.

Otro de los hermanos Beltrán, Héctor, comenzó entonces una disputa sangrienta por el control del cartel, lo cual derivó en decenas de asesinatos en el centro y sur del país.

La PGR señaló que un juez concedió la orden de aprehensión formal en contra de los militares, aunque falta resolver si hay suficientes elementos para iniciarles un proceso penal.

Los militares, detenidos en mayo, permanecían en prisión preventiva en instalaciones federales y ahora que se otorgó la orden de aprehensión podrán ser enviados a un penal.

Uno de los acusados es el general de división retirado Tomás Angeles Dauahare, quien fue subsecretario de la Defensa Nacional en el primer tramo del gobierno del presidente Felipe Calderón, que asumió el poder en 2006.

Como subsecretario, Dauahare fue el número dos de la Defensa Nacional.

El general ha negado en declaraciones a medios cualquier vínculo con el narcotráfico.

Los otros son el general de división retirado Ricardo Escorcia Vargas, el general brigadier en activo Roberto Dawe González y el teniente coronel retirado Silvio Isidro de Jesús Hernández Soto.

El ejército ha sido uno de los principales pilares del gobierno del presidente Calderón en su ofensiva contra el narcotráfico.

Apenas asumió el poder en diciembre de 2006, Calderón ordenó el despliegue inédito de miles de efectivos de las fuerzas armadas para enfrentar a grupos del narcotráfico que han afectado diversas partes del país.

Al menos 45.000 soldados del ejército permanecen desplegados en todo el país y en diversos momentos el mandatario ha elogiado su papel.

En la historia reciente del país ha sido poco frecuente que militares de alto rango sean involucrados con carteles de las drogas.

Uno de los casos más relevantes registrados en el pasado ocurrió en 1997 cuando fue capturado el general Jesús Gutiérrez Rebollo, quien entonces se desempeñaba como jefe del Instituto Nacional para el Combate a las Drogas. El militar fue sentenciado a 71 años por narcotráfico y cohecho por haber dado información al cartel de las drogas de Juárez.

Agencias Terra Terra